18 enero, 2021
- Publicidad -

Quesos bajos en calorías

Los lácteos son el gran enemigo de cualquier dieta diseñada para la pérdida de peso. O eso creíamos. La concienciación por una alimentación saludable ha generado que numerosas empresas lanzan productos con mayor contenido en proteínas y menor en grasas y azúcares añadidos. Los quesos bajos en grasa son un gran ejemplo, sobre todo si los quieres usar en desayunos, comidas o meriendas.

Aunque el queso es rico en nutrientes esenciales como el calcio, las proteínas o la vitamina B12, se trata de un alimento controvertido a causa de su contenido en grasas saturadas y sal. Los expertos defienden que el queso es un ingrediente saludable siempre y cuando se consuma con moderación, y también destacan la importancia de elegir la variedad adecuada.

 

QUESO COTTAGE
Este tipo es famoso por su textura granulada, que puedes usar en recetas dulces, añadir a ensaladas o comer con un poco de especias. Lo sorprendente es que tiene más del 70% de proteínas y tan solo 4 gramos de grasa por cada 100 de cottage. Además de ser bajo en calorías, contiene muchísimos minerales y vitaminas.

 

EL REQUESÓN (RICOTTA)
Técnicamente, el requesón no es un queso. Sin embargo, parten de un punto similar y la elaboración es parecida. Cuando la leche se acidifica y se separa en suero y en cuajada, normalmente el suero se desecha y es la cuajada la que se emplea para hacer queso. El requesón, sin embargo, procede de la fermentación del suero.

De los macronutrientes que contiene, el que está más presente es la proteína, que supera el 13% del producto total. Por cada 100 gramos, el requesón supone 98 calorías y, por ello, tiene menos calorías que los demás quesos. Contiene un 4% de grasa, pero más de la mitad de ella está saturada.

 

EL QUESO FETA
El queso feta es otro tipo de queso fresco que realiza un proceso de maduración corto. La leche con la que se elabora procede de ovejas y de cabras y, durante el proceso de elaboración, se introduce el queso en salmuera. Esto le da un sabor salado al producto final.

El queso feta cuenta con 260 calorías por cada 100 gramos y con 21 gramos de grasa. En la misma cantidad, están presentes 89 miligramos de colesterol.

 

 MOZZARELLA
Se trata de un queso fresco en el que la proporción de agua casi alcanza el 65%. La auténtica mozzarella se hace con leche de búfala que es más calórica que otras debido a su alto contenido en grasa y en proteínas. De todas formas, se pueden encontrar otros tipos de mozzarella que están hechos con leche de vaca.

La proporción de grasa que existe en la mozzarella es de un 16%, del cual poco más de la mitad está constituido por grasas saturadas. Además, la mozzarella contiene 78 miligramos de colesterol en 100 gramos. Las calorías totales, en esa misma cantidad, son 280.

 

NEUFCHÂTEL
Este queso francés conocido por su forma de corazón es otro de los más saludables que puedes tomar. Tiene 253 calorías por 15 gramos y es una interesante alternativa como queso de untar, evitando otras variedades de queso más grasas.

 

QUESO DE BURGOS
El queso de burgos tiene 180 calorías por 100 gramos y destaca por su bajo índice de materia grasa, que se encuentra en un 15% aproximadamente.

- Publicidad -