30 marzo, 2022
- Publicidad -

Hygge el secreto de los daneses para alcanzar la felicidad

Es el fenómeno del momento y cómo ser los más felices del mundo para alcanzar el bienestar pleno.  El secreto se llama Hygge  y consiste en una particular forma de entender y de disfrutar de la vida basada en los planes sencillos, confortables y relajados en soledad o buena compañía.

Ponemos rumbo al hygge para darle una vuelta a nuestro día a día y disfrutarlo más con los experimentados consejos del gurú danés de la felicidad.

La felicidad que nos generan las pequeñas cosas es la máxima que da forma al hygge, la palabra danesa que se resume en cinco letras.

Apaga las luces y enciende las velas.

La luz de las velas tiene el poder de crear entornos acogedores, recogidos, cálidos. De ahí que los daneses las adoren tanto. Intenta al menos que te acompañe una de ellas mientras estás tomando una taza de té, viendo la tele o leyendo un libro. Es casi imperceptible pero ahí está haciendo su trabajo en tu bienestar.

Apaga el móvil y disfruta del aquí y del ahora.

La felicidad tiene mucho que ver con nuestra capacidad de disfrutar el momento presente. Si nos desconectamos de él, perdemos esa oportunidad y nos trasladamos a lugares imaginarios que no poseemos realmente. Vale más disfrutar una conversación con un amigo que mil conversaciones imaginadas.

El capricho de una taza de chocolate caliente, de unas tortitas con sirope de caramelo y de un esponjoso bizcocho de frambuesas.

Darnos el pequeño placer de comer algo que nos encanta no dinamita ningún cuerpo sino todo lo contrario, activa nuestra felicidad presente.

Haz cosas en compañía de la buena.

Es lo que el hygge llama la igualdad del nosotros por encima del yo. Disfrutar juntos es mejor que hacerlo en solitario.

Da las gracias por lo que tienes en este momento.

La gratitud es un valor en alza por muchos motivos. En lo que a ti te afecta, te ayuda a generar pensamientos positivos porque te centra en la parte buena de las cosas. Y, además, como todo se contagia, transmites todas esas emociones a los demás.

- Publicidad -