14 octubre, 2020
- Publicidad -

7 hábitos que puedes incluir en tu rutina diaria para fortalecer tu sistema inmunológico

El sistema inmunológico es el encargado de proteger al ser humano contra cualquier bacteria, enfermedad o virus al que se pueda exponer. Es la defensa natural del cuerpo, ya que ataca organismos y sustancias nocivas que provocan enfermedades e infecciones. Para tener un sistema inmune fuerte, es necesario llevar un estilo de vida sano y una alimentación balanceada y rica en vitaminas y minerales. Realizamos una lista con distintos hábitos y acciones, todos sencillos y naturales, que fácilmente puedes incorporar en tu rutina diaria para fortalecer tu sistema inmunológico y elevar tus defensas.

Dormir bien

Dormir entre siete y ocho horas diarias tiene gran cantidad de beneficios para la salud, es sumamente importante para el bienestar físico y mental. Es una manera de reducir el estrés y sentirse descansado y lleno de energía, también ayuda a controlar y regular enfermedades como hipertensión y diabetes. Durante las horas de sueño se facilita el proceso de regeneración celular y se disminuye la frecuencia cardiaca, lo que ayuda a preservar el corazón.

Mantenerse hidratado

Una adecuada hidratación es fundamental para mantenerse sano, una persona adulta debe consumir alrededor de dos litros de agua al día. Esta desempeña funciones elementales en el cuerpo, como eliminación de toxinas, transportación y distribución de nutrientes, regulación de la temperatura corporal y optimización del sistema digestivo. Es el energizante básico, aumenta el rendimiento y acelera el metabolismo, al igual que favorece las defensas.

Incrementar el insumo de Vitamina c

La vitamina C es uno de los nutrientes esenciales para el ser humano. Ayuda al desarrollo, el crecimiento, la reparación de tejidos internos y a reforzar el sistema inmunológico. También fomenta la absorción de hierro en el cuerpo, el cual es uno de los microminerales primordiales para mantener una buena salud. La vitamina C se puede encontrar en cítricos, como naranjas, limones, mandarinas y toronjas; así como en frutas y vegetales, como brócoli, coliflor, pimientos, espinaca y tomates.

Consumir más alimentos ricos en zinc

 El zinc es uno de los minerales que mayores beneficios brinda al sistema inmune y al incremento de defensas, ideal para combatir enfermedades respiratorias como tos, catarro y gripe. Necesario para el crecimiento celular y el sistema nervioso, actúa también como antioxidante y antiinflamatorio.

Tomar té natural

 Beber infusiones y tés elaborados con agua natural ayudan al sistema digestivo, estimulan la actividad cerebral e incrementa la temperatura interna del cuerpo, lo cual aumenta las defensas de forma natural. Algunas de las plantas más beneficiosas para el sistema inmune son la equinácea, la cúrcuma o el jengibre. También te recomendamos tomar té de canela, lemongrass, hierbabuena y ginseng; o bien infusión de tomillo, lavanda, romero, o menta poleo con miel y limón.

Mantenerte físicamente activo

Tener un cuerpo sano mejora el sistema inmunológico y aumenta los niveles de energía. No necesariamente tiene que tratarse de una fuerte actividad física, sino de mantener al cuerpo activo y en movimiento para evitar el sedentarismo.

Meditar o realizar ejercicios de relajación

Es una eficaz y provechosa práctica que ayuda a reducir el estrés y crear resistencia ante distintas enfermedades. Tan solo 20 minutos de meditación o ejercicios de relajación al día ayudan a mejorar la memoria y otras funciones cognitivas, reducir la presión sanguínea, relajar la tensión muscular e inclusive combatir la depresión y ansiedad. Es de suma importancia mantenerse en un estado mental y emocional saludable, para así mejorar el bienestar propio y reducir las preocupaciones diarias.

- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.