- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
10 abril, 2020
  1. Crea un sentido de pertenencia. Sentirse conectado y bienvenido es esencial para el ajuste positivo, la autoidentificación y el sentido de confianza de los niños en los demás y en ellos mismos. 
  2. Promover la resiliencia. La adversidad es una parte natural de la vida y ser resistente es importante para superar los desafíos y la buena salud mental. 
  3. Desarrollar competencias. Los niños necesitan saber que pueden superar los desafíos y alcanzar metas a través de sus acciones. La competencia social también es importante. Tener amigos y estar conectado con amigos y seres queridos puede mejorar el bienestar mental.
  4. Garantizar un ambiente escolar positivo y seguro. Promueva comportamientos positivos como el respeto, la responsabilidad y la amabilidad. Prevenir conductas negativas como el acoso y la intimidación. 
  5. Enseñar y reforzar comportamientos positivos y toma de decisiones. Proporcionar expectativas y apoyo consistentes. Enseñar a los niños habilidades sociales, resolución de problemas y resolución de conflictos apoya la buena salud mental.
  6. Anime a ayudar a otros. Los niños necesitan saber que pueden marcar la diferencia. Los comportamientos pro-sociales construyen autoestima, fomentan la conexión, refuerzan la responsabilidad personal y presentan oportunidades para el reconocimiento positivo. Ayudar a los demás y participar se refuerza en ser parte de la comunidad.
  7. Fomentar la buena salud física. La buena salud física apoya la buena salud mental. Los hábitos alimenticios saludables, el ejercicio regular y el sueño adecuado protegen a los niños contra el estrés de las situaciones difíciles. El ejercicio regular también disminuye las emociones negativas como la ansiedad, la ira y la depresión.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Dr. José Salgado
Ver Más