7 octubre, 2020
- Publicidad -

Todo lo que necesitas saber para tener un pelo largo y saludable

Hay muchas mujeres que desean tener un pelo largo y saludable, pero a veces parece que este día nunca llegará. Echa un vistazo a estos trucos simples y naturales para ayudar a que tu cabello crezca más rápido de forma natural.

Secador de pelo, cepillo y coletas

A diario, cuando usas diferentes instrumentos de calor (secador, plancha, rizadoras, etc.) para secar y arreglar tu cabello, lo estás perjudicando en gran medida aunque no lo notes.

Recorta tu cabello regularmente

Si quieres que tu cabello crezca más rápido es necesario que le hagas un corte de forma ocasional. Aunque parezca lo contrario a lo que indica tu juicio, cuando cortas tu cabello evitas que las puntas abiertas sigan extendiéndose a lo largo de tu cabellera.

Cambia tu peinado

Si quieres que tu cabello crezca más rápido, es posible que sea momento de darle un cambio a tu estilo. Al inmovilizar tu cabello con gomas fuertes y en el mismo lugar por varias horas seguidas a diario lo estás dañando.

Si cambias los elementos (coletas, gomas, ganchos, etc.) y el modo en que recoges tu cabello (moños, trenzas, etc.), evitarás maltratar siempre la misma zona del cabello.

Llévalo suelto un día, al otro hazte una coleta floja con elementos adecuados, y trata de darle movimiento a lo largo del día para que no se quede estático y pueda crecer sano y fuerte.

Cepilla tu cabello de manera correcta

Cepillarlo mal puede estar evitando que tu cabello crezca más rápido. Es importante que empieces a cepillar el pelo en pequeños tramos, subiendo poco a poco desde las puntas hasta llegar a las raíces.

Cuando cepillas tu cabello desde la parte superior, los pequeños ovillos son más propensos a formar un enredo y dañar una gran cantidad de cabello. Ten paciencia y trabaja con cuidado en las partes que tienes enredadas para evitar el maltrato.

Masajea tu cuero cabelludo

Un cabello sano comienza desde un cuero cabelludo sano. Piensa en tu cabello como si fuera un brote que crece fuera de la tierra. Si el suelo no es saludable, la planta no crecerá adecuadamente.

Esto pasa también con tu cabello, masajear un poco tu cuero cabelludo mientras estás en la ducha, estimulará el flujo sanguíneo y esto hará que tu cabello crezca más rápido.

Usa siempre acondicionador

El acondicionador de cabello ayuda a reemplazar los lípidos y las proteínas que se sitúan en el interior del tallo de tu cabello. Esto evita que tu cabello sufra daños en un futuro y le permite crecer saludable y con mayor rapidez.

 Por ello, no dejes de usar el acondicionador en tu rutina de cuidado capilar. Además, siempre que puedas, aplícate mascarillas hidratantes y baños de crema.

Aplícate mascarillas capilares semanalmente

El cabello que cuelga sobre tus hombros lleva un par de años más contigo que las raíces, y por eso mismo requiere de más cuidados.

Aplica semanalmente una mascarilla para nutrir tu melena al menos una vez por semana. Esta te lo agradecerá luciendo espectacular. Procura incluir aceites esenciales como el de coco, jojoba y almendras. Estos son potentes hidratantes que harán que tu cabello crezca más rápido, fuerte y hermoso.

Enjuaga tu cabello con agua fría tras el lavado

Dale a tu cabello una rápida enjuagada con un poco de agua fría antes de salir de la ducha: esto te ayudará a que no pierda la humedad y tenga menos frizz cuando se seque.

Esto solo te tomará un par de segundos y, con el tiempo, te darás cuenta de la gran diferencia que supone para con tu cabello.

Por otra parte, cuando te laves el cabello, al salir de la ducha no lo retuerzas y exprimas con fuerza. En su lugar, trata de pasarle suavemente una toalla o simplemente colócate un turbante de toalla para que este absorba el exceso de humedad.

No envuelvas tu cabello con fuerza en una toalla

Es muy común que la mayoría de las mujeres, además, enrollen la toalla demasiado fuerte alrededor de su cabeza para que quede “bien sujeto” mientras hacen otras cosas, pero esto no ayuda en nada al crecimiento del cabello.

Al enrollarlo con tanta fuerza, el cabello se debilita y se quiebra con más facilidad. Esto hace que las fibras más frágiles de tu cabello, que son las que se encuentran alrededor de la cara, se debiliten e incluso se rompan.

Aliméntate correctamente

Si tu cuerpo está sano, tu cabello también lo estará. Sigue una dieta rica en vitaminas y proteínas para ayudar a tu cabello a estar saludable. Considera comer alimentos ricos en zinc, hierro y vitaminas como la A, B, C y E .

- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.