8 febrero, 2022
- Publicidad -

Todo lo que necesitas para combatir la piel seca

En la mayoría de los casos, la piel seca responde bien a las medidas relacionadas con el estilo de vida, como usar cremas humectantes y evitar bañarse y ducharse con agua caliente durante mucho tiempo y no tomar suficiente agua.

  • Humecta la piel. Los humectantes ofrecen un escudo sobre la piel para mantener la humedad. Aplica la crema hidratante varias veces al día y después de bañarte.
  • También es recomendable que uses cosméticos que contengan humectantes. Si tu piel es extremadamente seca, puedes aplicar algún aceite, como aceite de bebé, mientras tienes la piel húmeda. El aceite tiende a permanecer más tiempo que los humectantes y evita que se evapore el agua de la superficie de la piel
  • Usa agua tibia y limita el tiempo de baño. Las duchas o baños largos y el agua caliente eliminan los aceites de la piel. Reduce el tiempo de la ducha o el baño a cinco o diez minutos y usa agua tibia, no caliente.
  • Evita los jabones ásperos y desecantes. Es mejor usar cremas de limpieza o lociones limpiadoras para la piel suaves, y geles de baño o de ducha con humectantes agregados. Elige jabones suaves con grasas o aceites agregados. Evita usar desodorante y detergentes, perfumes y alcohol antibacterianos.
  • Aplica un humectante inmediatamente después de bañarte. Seca la piel con golpecitos suaves con una toalla de manera tal que quede algo de humedad. Un par de minutos después de bañarte, aplica crema o ungüento hidratante para retener la humedad en la piel. Un producto que cuente con el petrolato entre sus tres ingredientes principales puede ser mejor. Los productos que contienen glicerina, ácido láctico o urea también pueden ayudar.
  • Usa un humidificador. El aire seco y caliente de los interiores puede resecar la piel sensible y empeorar la picazón y la descamación. Un humidificador portátil o uno colocado en la caldera añade humedad al aire dentro de tu hogar. Asegúrate de mantener limpio el humidificador.
  • Elige telas adecuadas para tu piel. Las telas naturales, como el algodón y la seda, dejan que la piel respire. Sin embargo, la lana, aunque es natural, puede irritar incluso la piel normal.
- Publicidad -