12 julio, 2021
- Publicidad -

Cómo hacer un tónico facial

Con el paso de los años debemos tomar conciencia de los cuidados necesarios y específicos para nuestra piel si queremos evitar que parezca desvitalizada, flácida y con arrugas e imperfecciones.

Aunque muchas personas se hidratan la piel cada día, muchas otras olvidan que hay un paso previo fundamental: el tónico facial.

Debemos usar el tónico facial casero dos veces al día:

Al levantarnos: después de lavarnos la cara con agua fría y antes de hidratarla.

Por la noche: antes de acostarnos.

Es muy importante elegir un tónico natural, como los siguientes tónicos faciales caseros que te explicamos a continuación, libres de alcohol y de otros ingredientes agresivos para la piel.

El agua de rosas es el líquido que se extrae del destilado de los pétalos de esta flor. Tiene propiedades antiinflamatorias y ayudará a cerrar los poros, a eliminar el exceso de agua y a reducir el enrojecimiento de los capilares dilatados.

Tónico de agua de rosas

Cómo hacer un tónico facial

Es una de las recetas más básicas y sencillas que puedes encontrar, por lo que no te resultará muy difícil ponerla en práctica.

Ingredientes

60 g de pétalos de rosa

250 ml de agua destilada

Elaboración

Mete los pétalos picados en el agua. Calienta hasta que empiece a hervir. Lo puedes hacer al microondas o si lo prefieres, cocer en un cazo. Cuando alcancé el punto máximo de ebullición, retira del fuego y deja reposar a temperatura ambiente. Para terminar, cuela los pétalos.

Agua de rosas y té verde

Cómo hacer un tónico facial

La combinación del agua de rosas y el té verde potencia las propiedades antioxidantes y purificantes de ambos ingredientes.

Ingredientes:

3 rosas o 1 taza grande llena de pétalos

¼ de taza de té verde

1 taza y ½ de agua destilada

Elaboración:

Calienta en un cazo el agua destilada. A continuación, introduce los pétalos en un bol y añade el agua caliente. Cubre con un trapo o con un plato y deja que se enfríe. Puedes conservar la mezcla en una botella de vidrio alejado del calor y de la luz. Lo puedes meter en la nevera.

Si necesitas un extra de hidratación, también le puedes añadir glicerina vegetal. Este principio activo es conocido por sus propiedades hidratantes y humectantes. Hidrata la tez y evita la pérdida de agua manteniendo los niveles óptimos de humedad.

Lo puedes usar a diario, 2 veces al día, sobre rostro y cuello con un disco de algodón. Si lo conservas como es debido, puede aguantar hasta un mes.

- Publicidad -