13 diciembre, 2021
- Publicidad -

Trucos fáciles para mantener tu peso en la época navideña

Estos trucos te ayudarán a evitar los 3 ó 5 kilos de más típicos de las fiesta navideñas.

1. Practica el ‘mindful eating’

- Publicidad -
- Publicidad -

Aunque este método es tendencia desde hace ya algunos años, el consejo de masticar bien la comida se escucha desde siempre y también es el primero de los trucos saludables con los que puedes evitar los kilos de más típicos de la Navidad: «Parece una obviedad, pero no lo es, pues en esta época del año no solo comemos más de lo habitual, sino que lo hacemos más rápido y sin darnos cuenta, mientras hablamos o reímos».

2. Bebe agua

Hidratarse es crucial durante una temporada en la que los expertos de Kilos Out te dan este consejo: «Evita el consumo de refrescos azucarados con gas y bebidas estimulantes, pues estas pueden producir molestias digestivas. Olvida también los alimentos demasiado fríos o calientes. «Una alimentación sana y equilibrada, beber al menos 2 litros de agua al día y evitar el alcohol y el tabaco son hábitos que, además de ayudar a mantener una piel sana, contribuyen a la buena salud general».

3. Haz ejercicio

Ya sea con la práctica de ejercicios milenarios que ayudan a mantener una buena salud o de los deportes recomendados, mantenerte activa durante las fiestas es el buen hábito con el que vas a evitar los 3 ó 5 kilos navideños y mucho más: «Si nos movemos, nuestro aparato digestivo se mueve y funciona bien.

4. Elige bien los aperitivos

Además de reducir en la medida de lo posible los alimentos ricos en grasas, salsas, azúcar o sal, la hora del aperitivo antes de sentarte a la mesa va a ayudarte a reducir su consumo casi sin darte cuenta: «Escoge los alimentos más ligeros en el aperitivo para saciarte de forma saludable y evitar excesos en los platos más contundentes”, prefiere verduras o vegetales. «Los platos al horno, a la plancha o hervidos son los más adecuados. Las grasas son de difícil digestión y además ralentizan el proceso de digerir estas comidas más grasientas».

5. No comas justo antes de acostarte

Tras la cena conviene que pase como mínimo una hora y media antes de acostarse en la cama. Si hablamos del almuerzo, en todo caso se aconseja el descanso en una posición semitumbada», recomiendan los nutricionistas de la empresa especializada. Además, si vas a hacer ejercicio como dicta el truco anterior, procura no hacerlo antes de meterte en la cama: «La fatiga post-ejercicio nos lleva a un estado de relajación muscular y corporal natural, que invita al descanso. Sin embargo, no se aconseja practicar ejercicio a última hora del día, ya que el deporte también eleva los niveles de cortisonas y adrenalina, que son sustancias contrarias a la hormona del sueño, y puede dificultar la conciliación del sueño.

- Publicidad -