23 septiembre, 2021
- Publicidad -

Rutina de belleza para piel mixta y grasa

Conocer el tipo de piel es muy importante antes de empezar cualquier rutina de belleza, y es muy frecuente tener la duda entre piel grasa y piel mixta.

Las pieles grasas tienen un exceso de sebo que se debe regular, ya que es la causa de la aparición de pequeños granitos o acné. Aquí tienes los tres puntos más importantes que toda piel grasa siempre tiene que tener presente en su rutina de belleza:

Doble limpieza facial. La limpieza facial debe ser más intensa en una piel grasa, ya que es importante retirar el exceso de grasa y todas aquellas impurezas que tienen un origen en base de aceite. Por este motivo, la utilización de un limpiador a base de aceite es muy importante para este tipo de piel.

Exfoliación. Una limpieza más profunda que la anterior y que se centra en descongestionar los poros y eliminar las células muertas de la piel.

Hidratación. Tener la piel bien hidratada es muy importante para conseguir el equilibrio óptimo de aceite y humedad en la piel. Esto ayudará a regular la secreción de grasa que se origina en tu piel.

 LIMPIEZA FACIAL CON LIMPIADOR EN BASE DE ACEITE

La piel grasa se caracteriza por la presencia de grasa en general localizada por todo el rostro. En las pieles mixtas, la grasa suele estar más localizada en la conocida zona T (localizada en frente, nariz y barbilla).

 LIMPIEZA FACIAL CON LIMPIADOR EN BASE DE AGUA

Este es el siguiente paso en la rutina para piel grasa /mixtas y corresponde a retirar las impurezas con origen acuoso, Para ello puedes utilizar un gel limpiador facial suave, sin alcohol y con un pH bajo, que no sea agresivo para la piel.

EXFOLIACIÓN

La piel grasa se caracteriza por tener unos poros muy visibles y con la presencia habitual de puntos negros, granos o espinillas. Los dos pasos de limpieza anteriores son muy importantes, pero la rutina facial para piel grasa requiere de un apoyo de limpieza extra, que se realiza de forma puntual en la semana y que consiste en exfoliar la piel, o lo que es lo mismo, limpiar y descongestionar los poros y retirar las células muertas de la superficie de la piel.

TÓNICO FACIAL

El tónico facial no sólo ayuda a hidratar tu piel sino que también ayuda a equilibrar el pH después de la limpieza facial. Este producto también ayudará a que los productos que se apliquen después se puedan absorber mejor.

CREMA HIDRATANTE

Aquí llega el paso de hidratar y sellar la hidratación que hemos ido añadiendo en los pasos anteriores. Dado que tienes una piel grasa, lo ideal es escoger un hidratante que tenga mayor proporción de agua que de aceite en su fórmula, es decir, una loción hidratante o una emulsión. Son fórmulas mucho más ligeras y menos densas, que se extienden fácilmente en la piel y se absorben rápido. Con este tipo de productos sentirás tu piel fresca e hidratada. Es una crema muy ligera y muy hidratante.

- Publicidad -