28 abril, 2021
- Publicidad -

Mitos sobre la salud de la piel

Es posible que la dermatología sea la especialidad médica sobre la que circulan más bulos y falsos mitos, sobre todo respecto al cuidado de la piel. Vamos a comentar algunos de los más conocidos.

En especial, todo lo que tiene que ver con la cosmética de la piel y el cabello es un terreno muy propicio para las opiniones especulativas y poco científicas. Detallamos una serie de mitos que existen sobre el cuidado de la piel.

1. EL ACNÉ POR COMER CHOCOLATE Y EMBUTIDOS

La posible relación del acné con la dieta ha sido objeto de estudio desde hace décadas. Hoy en día sabemos con certeza que el acné es un proceso normal en la adolescencia. Tiene que ver con una época de la vida en la que las hormonas y el crecimiento ocasionan exceso de grasa en la piel, y taponamiento de los poros.

2. LAVARSE EL PELO MUCHO HACE QUE CAIGA MÁS

Cada día se desprende cabello que es sustituido por uno nuevo, por lo que ver pelos en la ducha es lo más normal. Algunas personas creen que lavar el pelo en exceso puede hacer que caiga más, y es una idea errónea. Lo cierto es que con cada lavado diario facilitamos que los cabellos que tienen que caer lo hagan, y nos damos cuenta de su caída. Otro mito es que el pelo húmedo se «pudre» y se debilita, pero es otra idea errónea. De hecho, un secado agresivo del pelo con secadores a altas temperaturas puede llegar a desnaturalizarlo y romperlo.

3. LA INTOLERANCIA AL GLUTEN SIEMPRE CAUSA PROBLEMAS DE PIEL

Algunas veces se le atribuye a la intolerancia al gluten problemas que no necesariamente están demostrados. La única enfermedad de la piel que se asocia con la celiaquía o intolerancia al gluten es una rara enfermedad ampollosa llamada dermatitis herpetiforme, que provoca picor y ampollas.

Por lo demás, el único signo externo de una persona con celiaquía puede ser consecuencia de una posible malnutrición en casos extremos en los que el paciente no se esté alimentando correctamente. En esta situación, que es muy rara de ver, la piel puede manifestar sequedad y el pelo y las uñas pueden ser más débiles y quebradizas.

4. LA MEJOR CREMA ANTIARRUGAS ES LA MÁS CARA

En realidad, la industria de la dermocosmética y las cremas antiedad vive de mitos y bulos poco científicos, aprovechando un mercado ávido de comprar productos milagro que prometen lo que no pueden cumplir. Una buena crema «antienvejecimiento» debería aportar hidratación a la piel y protección solar, pero probablemente el resto de las moléculas que contiene, incluyendo vitaminas o antioxidantes, no tienen ninguna base científica. Es más beneficioso para el cuidado de la piel  un estilo de vida saludable, que evite el tabaco (es una causa bien establecida de envejecimiento cutáneo y arrugas), y promueva el consumo de fruta y verdura fresca. No es necesario gastar dinero en cremas «milagro».

5. NUTRIR LA PIEL Y EL PELO CON CREMAS Y CHAMPÚS CON VITAMINAS

Una de las falsas acepciones sobre los productos de belleza es que tiene que «nutrir» la piel y el cabello con vitaminas y minerales de todo tipo. Es evidente que aplicar vitaminas sobre la piel no consigue nada, ya que no se absorben ni se aprovechan. La piel y el pelo se generan «desde dentro», y el aspecto saludable no se consigue aportándolos «desde fuera».

- Publicidad -