12 noviembre, 2021
- Publicidad -

Mitos sobre el retinol que debes dejar de creer

Hemos escuchado tantos mitos sobre el retinol, te compartimos algunos que debes dejar de creer.

Mito: No Puedes Utilizar un Producto de Retinol con Exfoliantes BHA o AHA: 

No existe ninguna investigación científica, que demuestre o concluya que los exfoliantes AHA o BHA desactiven el Retinol en los cosméticos o reduzcan su efectividad, cuando se usan conjuntamente en la misma rutina de cuidado de la piel.

La pretensión de que el retinol no trabaje correctamente con un exfoliante AHA o BHA, implica un malentendido sobre cómo los ingredientes para el cuidado de la piel trabajan en conjunto y como cada

Mito: El pH de los Exfoliantes AHA y BHA Reducen la Efectividad del Retinol:

La confusión sobre el uso del Retinol con productos exfoliantes compuestos de alfa y beta-hidroxi-ácidos, tiene que ver con la preocupación de la acidez de los exfoliantes que “descienden el pH de la piel”, por lo tanto (como el mito dice), interrumpe la capacidad del retinol para proporcionar sus fantásticas propiedades anti-envejecimiento y suavizantes en la piel .

Mito: El retinol no se puede usar cuando hace sol.

Se puede, siempre y cuando tu piel esté acostumbrada (en palabras técnicas “retinizada”), porque llevas usándolo todo el año, aunque no lo esté, si aparece en fórmulas no irritantes y en dosis moderadas. Lo que jamás puede fallar, si eliges usarlo en verano, es la fotoprotección tópica con un SPF 50 (aplicando cada 2 horas)

Mito: El retinol irrita la piel.

Como hemos dicho, irrita si tu piel no está preparada, la dosis es muy alta, no has realizado una rutina cosmética incrementando la dosis progresivamente o el cosmético que utilizas no se complementa con activos que contrarresten esa posible reactividad.

Mito: El retinol deshidrata la piel.

Es cierto que con las primeras aplicaciones sientes que tu piel está más seca. Pero es sólo un efecto momentáneo que además, puede evitarse si aplicas productos que contengan en su misma fórmula activos hidratantes como el ácido hialurónico.

Mito: El retinol pela o descama la piel.

Según la concentración puede hacerlo, pero no siempre. Cuanto más alta sea, más opciones hay de que haya descamación. Es importante buscar un profesional y que sea él quien paute la fórmula que necesitas, en función de tu cutis y tu estilo de vida (si te expones más o menos al sol, si te resulta más o menos molesto pelarte, etc.). La clave está en ir subiendo poco a poco la dosis de retinol.

- Publicidad -