7 febrero, 2022
- Publicidad -

«Mindful habits» para un mejor año

El final del año trae naturalmente tiempo para la reflexión y la inspiración. Tómese un tiempo para pensar en cómo fue el año y en qué desea concentrarse para prepararse para el año nuevo con nuevos hábitos que lo mantendrán saludable.

Alimentación balanceada: los alimentos aportan nutrientes en diferentes cantidades; por ello, nuestra alimentación debe ser variada y balanceada,

Hidratación: la hidratación es parte fundamental de un estilo de vida saludable, pues el agua favorece el transporte de nutrientes a órganos y tejidos y es el medio donde ocurren todas las reacciones químicas vitales.

Meditación y mindfulness: la meditación aumenta la actividad o comunicación entre las partes del cerebro que procesan las reacciones relacionadas al estrés, y en áreas asociadas con la concentración y la tranquilidad. En este tiempo de pandemia, esta actividad se ha puesto en tendencia por ayudar en los procesos de ansiedad, depresión, estrés y otros. Algunos estudios han demostrado que la meditación ayuda a aumentar la inmunidad, al ayudar a reducir los niveles de estrés.

Dormir bien: Existen 3 pilares para una vida saludable  nutrición, ejercicio y un sueño reparador – y no son independientes uno del otro.  El dormir bien ayuda a estabilizar los relojes internos que mantienen el buen funcionamiento del cuerpo. Además, durante la noche el cuerpo y el cerebro se recuperan.

Ejercicio físico: una buena alimentación debe complementarse con actividad física diaria.  Además de los beneficios para disminuir el estrés y ansiedad, mantener el peso corporal y una masa muscular adecuada, cada sesión de ejercicio moviliza millones de células del sistema inmune, impactando de forma positiva nuestra inmunidad. Como beneficio adicional, el ejercicio ayuda a mantener nuestro cerebro joven, protegiéndonos en cierta medida contra el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento.

Cenar temprano y evitar las meriendas nocturnas: Las meriendas nocturnas pueden afectar también el peso corporal y estimulan la producción de hormonas del estrés y otros cambios metabólicos no saludables.

- Publicidad -