19 noviembre, 2020
- Publicidad -

La familia real de Mónaco celebra el Día de Mónaco

Como cada 19 de noviembre, la familia Grimaldi se dio cita en el Principado de Mónaco, para conmemorar el Día Nacional de Mónaco. En esta ocasión, se tuvo que reducir el número de invitados debido a la pandemia del coronavirus y se canceló el tradicional desfile militar, pero algo que llamó la atención fue la gran ausencia de la princesa Estefanía de Mónaco.

Las celebraciones iniciaron en la catedral de Mónaco y los primeros en llegar fueron los hijos de las princesas Carolina y Estefanía, incluyendo a Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo; Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo; Louis Ducruet y Marie Chevallier, y Alejandra Hannover, mientras que Carlota Casiraghi también fue la gran ausente, aunque no es una sorpresa porque ella no participa en esta celebración desde hace cuatro años.

El príncipe Alberto y su esposa, Charlene , asistieron acompañados de sus mellizos Jaques y Gabriela. Para la ocasión, la ex nadadora sudafricana usó un abrigo azul oscuro con un forro en color fucsia, que combinó con una boina parecida a la que usó en este mismo acto, pero en 2014. A manera de respeto por los fallecidos y las víctimas del coronavirus, la princesa eligió tonos oscuros para su look.

La familia real de Mónaco celebra el Día de Mónaco

En cambio, la princesa Carolina eligió un trabaje de chaqueta en tweed en color negro y con apliques de plumas, que combinó con unos guantes blancos largos, a juego con su mascarilla con la bandera de Mónaco bordada. En cuanto a los accesorios, llevó unos aretes con un colgante de perlas, muy similares a los que llevó su cuñada Charlene, con quien lleva una distante relación desde hace algunos años.

Alberto de Mónaco, que ha sufrido en carne propia el coronavirus y también ha visto como su hija mayor, Jazmin Grace, tenía que estar ingresada por lo mismo en los Estados Unidos, ha buscado la manera de hacer una fête nationale segura para todos y para ello solo ha querido invitar a los residentes de Mónaco, evitando así los desplazamientos desde el país vecino, Francia, que está confinada hasta el 1 de diciembre. El único momento en el que se han podido ver las caras en el interior de la catedral ha sido en el momento de la Comunión. Entonces, siguiendo las instrucciones sanitarias, uno a una se ha quitado la mascarillas muy pocos segundos para recibir el Cuerpo de Cristo mientras sonaba exclusivamente el órgano del templo.
La familia real de Mónaco celebra el Día de Mónaco
- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.