2 junio, 2020
- Publicidad -

Ejercicios para eliminar ansiedad y estrés

El cansancio, los nervios de la vida diaria o las preocupaciones son factores que provocan estrés. Dedicar unos minutos al día para hacer unos sencillos ejercicios nos ayudará a aliviar la tensión.

La práctica diaria de ciertos ejercicios es una forma de evitar que las consecuencias del estrés se agraven  y que causen mayores molestias.

A continuación te compartimos algunas técnicas de relajación fáciles:

Relajar el cuello: El cuello es una de las primeras partes del cuerpo donde se perciben las consecuencias físicas del estrés. En él se concentra una tensión muscular que puede causar dolor e incluso dificultades en su movimiento.

 Para empezar, inclina la cabeza hacia adelante y atrás, hacia un hombro y al otro.

  Luego, haz giros con la cabeza como si estuvieses tratando de hacer círculos con la nariz

Calmar la tensión en los hombros: Junto con el cuello, los hombros suelen tensionarse debido al constante estrés. En algunas ocasiones llega a ser tan grave que se experimenta un fuerte dolor.

Sube y baja los hombros con un movimiento suave, uno a la vez y de forma alterna.  Relájalos y deja que la cabeza caiga hacia adelante, como si el mentón quisiera apoyarse sobre el pecho.

Luego, haz movimientos circulares con la cabeza sin estirar el cuello.

Para combatir el estrés, repite estos movimientos cinco veces, relájate y has dos o tres series.

Tome un baño tibio: Escuche música tranquilizante. Practique meditación consciente. El objetivo de la meditación consciente es enfocar su atención en las cosas que están sucediendo en este instante, en el momento presente.

Respiración pausada y profunda: Inhala lenta y profundamente, sacando tripa. Mantén la respiración durante un par de segundos. Exhala lentamente pensando “relájate”. Repite el ejercicio entre 5 y 10 veces.  Practica esta respiración cuando estés tranquilamente en casa y, a medida que lo domines, podrás hacerlo prácticamente en cualquier parte, siendo recomendable repetirlo entre 4 y 6 veces al día.

Trotar o saltar : El ejercicio físico, en concreto, los ejercicios de cardio.

 Hacer cardio ayuda a reducir las hormonas del estrés, como la adrenalina o el cortisol. Así, provoca la producción de endorfinas, lo más similar a una droga para mejorar el ánimo y reducir el dolor físico de forma natural.

- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.