18 enero, 2021
- Publicidad -

Consejos para el regreso al trabajo en año nuevo

En general, para comenzar con buen pie en tu trabajo necesitas tomar consciencia y prepararte con tiempo. De esta forma favorecerás la readaptación, porque de eso se trata todo el proceso. Debes volver a ajustarte y sentirte cómodo con el entorno laboral.

 El regreso al trabajo tras Año Nuevo es algo que debe tomarse con calma y anticipación. Prepárate para poco a poco retomar tus responsabilidades. No te aceleres enseguida, pues los sistemas fisiológicos necesitan entender, también, que la rutina se modifica.

 

1.-REÚNETE CON TUS COMPAÑEROS DE TRABAJO

Pasa tiempo con tus compañeros de trabajo. Pero no en plan de reuniones o para hablar de lo laboral, sino que puedes reunirte con ellos para conversar sobre las vacaciones o cualquier cosa que los haga sentir cómodos.
Hagan ejercicios juntos, salgan a comer algo o concreten una que otra visita. Esto ayudará a insertarse en el ambiente.
Reunirse con los compañeros de trabajo por fuera de lo laboral es una forma de reducir el estrés.

 

2.- NO DEJES DE HACER LO QUE HACÍAS EN VACACIONES

Puede que ya no estés en el mismo paraíso tropical o en la montaña, pero ¿por qué dejar de hacer lo que hacías en las vacaciones? Lo  ideal es seguir yendo a la piscina o trotar luego de las vacaciones. Estas acciones te generarán placer y eso te dará felicidad.
Es algo que puedes hacer los lunes por la tarde, sacudiendo un poco lo gris de cada inicio de semana. Incluso puede ser un nuevo hábito.

 

3.- HUYE DE LA RUTINA

Aunque la rutina es necesaria, quizá necesites de vez en cuando romperla un poco. Al regresar de unas vacaciones, coger la misma ruta, ver los mismos lugares de siempre y a las mismas personas puede que cause un sentimiento de tristeza.
Hay que tomar calles distintas al ir y volver del trabajo y comenzar a hacer cosas diferentes antes de regresar a casa. Puedes salir al gimnasio o ir a tomar algo luego de todo un día en la oficina.

 

4.- COMIENZA A ACOSTUMBRANDOTE A LOS HORARIOS

Cuando nos acostumbramos a despertarnos tarde no hay vuelta atrás. Debemos adaptar de nuevo el ritmo circadiano para dormirnos a una hora y levantarnos a otra.
Según el Instituto Nacional de Ciencias Médicas, los ritmos circadianos ayudan a determinar los patrones de sueño. El reloj principal del cuerpo, ubicado en el cerebro, controla la producción de melatonina, la hormona del sueño. Este reloj manda la información sobre la luz que entra por los nervios ópticos al cerebro. Cuando hay menos luz, el reloj le dice al cerebro que produzca más melatonina para que dé sueño.

 

5.- TOMA LAS COSAS CON CALMA

Solemos pensar en el millón de pendientes que tenemos con el regreso al trabajo. Pero toma las cosas con calma y organízate. Si es posible, el primer día tras las vacaciones haz las tareas más sencillas y poco a poco incluye las más intensas.

- Publicidad -