18 septiembre, 2021
- Publicidad -

Consejos de expertos para llevar una dieta saludable

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una dieta adecuada es clave no solo para mantener nutrido nuestro organismo.

1. Consumir diariamente frutas, verduras y hortalizas

La OMS recomienda aportar al organismo, al menos, 400 gramos de frutas, verduras y hortalizas al día (o el equivalente aproximado de cinco porciones). Por otra parte, un suministro suficiente de fibra es importante.

Para lograrlo, es aconsejable incorporar verduras a todas las comidas, así como consumirlas crudas entre las mismas junto a cualquier tipo de fruta. En ambos casos, se prioriza el empleo de una selección variada de productos de temporada.

2. Reducir las grasas trans y las saturadas

Además de los inconvenientes conocidos hasta ahora, recientemente se ha relacionado el aumento de peso, una de las consecuencias del aporte excesivo de grasas, con la salud de nuestro cerebro. Como tope para prevenir el sobrepeso, se establece un límite del 30% de grasas al día con respecto a la ingesta calórica total. Dentro de esa cantidad, se propone un límite del 10% de grasas saturadas y un 1% en el caso de las grasas trans, ambas sustituibles por grasas no saturadas.

3. Ingerir menos sodio y más potasio

Muchos de nosotros, sin ser plenamente conscientes, aportamos una cantidad excesiva de sodio a nuestro cuerpo (ingiriendo entre nueve y doce gramos de sal a diario) a la vez que mantenemos el consumo de potasio por debajo de los límites recomendados, es decir, unos tres gramos y medio cada día.

4. No abusar de los azúcares

Independiente de la etapa de la vida en que nos encontremos, los azúcares libres deberían representar menos de una décima parte de las calorías que comemos, siendo lo ideal establecer ese límite por debadebajo de los límites recomendados, es decir, unos tres gramos y medio cada día.

5. No abusar de los azúcares

Independientemente de la etapa de la vida en que nos encontremos, los azúcares libres deberían representar menos de una décima parte de las calorías que comemos, siendo lo ideal establecer ese límite por debajo del 5%. Si lo conseguimos, estaremos minimizando los riesgos de caries y de aumento de peso corporal.

6. Mantenerse Hidrátado

Aproximadamente el 75% de nuestro cuerpo está compuesto de agua. La recomendación habitual es beber ocho vasos de agua por día. Durante el confinamiento somos menos activos y puede que no tengamos sensación de sed tan a menudo. Por eso, es importante establecer recordatorios regulares para asegurarnos que nos mantenemos bien hidratados.

- Publicidad -