29 marzo, 2022
- Publicidad -

Cómo el yoga te ayuda a dormir más rápido

Practicar yoga para dormir mejor y más rápido, lo esencial es que siempre escuches a tu cuerpo. No debes esforzarte más allá de tu zona de confort ni realizar ningún ejercicio que pueda provocarte dolor.

  • Promueve un sueño más profundo

Practicar yoga antes de acostarse promueve un sueño más profundo y reparador. Los efectos de relajación de cualquier práctica de yoga son maravillosos para relajarte en el modo de sueño al final de tu día. Además de ayudarlo a dormir más rápido, se muestra que la respiración 2: 1 lo ayuda a permanecer dormido.

  • Héroe o Virasana

Aunque por su nombre pueda parecer todo lo contrario, te recomendamos realizar varios minutos la postura del héroe antes de acostarte. Esto es debido a que es una de las que más te ayudará a relajarte. Para practicarla, lo primero que debes hacer es sentarte en el suelo al estilo japonés, con las rodillas dobladas y las piernas flexionadas debajo del cuerpo.

La parte superior de tus pies debe estar plana en el suelo. Al mismo tiempo, la columna vertebral tiene que permanecer recta, con los hombros y la cabeza alineados sobre las caderas. Si esto te produce demasiada presión sobre las rodillas, coloca una almohada entre tus pies y apoya las nalgas sobre él.

  • Cadáver o Savasana

Esta segunda postura te ayudará especialmente a centrar tu mente. Con ella, podrás reconectar con la respiración, sintonizarte con tu cuerpo y liberar el estrés diario. Al igual que el ejercicio anterior, te recomendamos realizar la postura de cadáver justo antes de ir a dormir, ya que te ayudará en gran medida a descansar mejor.

Para llevarla a cabo, debes tumbarte de espaldas con los pies separados a la distancia de las caderas y relajar los brazos a los lados. Luego, levanta las palmas de las manos y cierra los ojos. Mientras lo haces, toma algunas respiraciones, e inhala y exhala lentamente.

Practicar yoga antes de irte a la cama te ayudará a dormirte libre de todas las tensiones, problemas, estrés y ansiedad que has acumulado durante el día. Además, la práctica nocturna estimula mucho más la concentración, ya que no estarás pensando en todas las actividades y responsabilidades que te quedan por hacer. Si sufres de insomnio, eres nervioso o ansioso entonces la noche es el mejor momento para que practiques tu rutina de yo

- Publicidad -