1 junio, 2020
- Publicidad -

Nuestros hijos: como educarlos contra el racismo y la discriminación

En la actualidad Honduras y el mundo siguen siendo escenarios frecuentes de acoso, en gran manera, por racismo puro, aprendido en distintos ambientes, pero qué puede ser contrarrestado desde el hogar mediante una atención especial.

Estrategias para ayudar a los niños a lidiar con los prejuicios raciales

Hay tres estrategias que los padres pueden utilizar para ayudar a sus hijos a lidiar con los prejuicios raciales:

  1. Hablar con sus hijos y reconocer que las diferencias y los prejuicios raciales existen.
  2. Afrontar sus propios prejuicios y actuar como ejemplo de la manera en que desean que sus hijos actúen ante otras personas que puedan ser diferentes a ellos.
  3. Incentivar a sus hijos para que cuestionen los estereotipos y prejuicios raciales siendo amables y compasivos al interactuar con personas de todos los grupos raciales, étnicos y culturales.

Cómo los padres pueden afrontar sus propios prejuicios raciales

Los padres deben afrontar primero sus propios prejuicios para que su ejemplo sea coherente con los mensajes de tolerancia racial y étnica.

  • Sea un buen ejemplo. Identifique y corrija sus propios pensamientos, sentimientos y acciones racialmente discriminatorios. Si quiere que sus hijos crean lo que usted predica, también debe demostrar esas conductas. Sus comentarios y acciones diarias dicen más que cualquier otra cosa.
  • Tenga una red social amplia y culturalmente diversa. Aconséjele a sus hijos tener también círculos de amigos variados. Esto les permite participar en actividades y experiencias multiculturales.
  • Viaje y exponga a sus hijos a otras comunidades. Esto puede ayudarlos a comprender que hay diversidad en el mundo que quizá no esté representada en la comunidad en la que vive.

Recuerde:

Para crear una cultura inclusiva, todos debemos reconocer nuestros propios prejuicios y privilegios y reflexionar sobre ellos para poder hacer algo sobre aquellos que sean injustos o que puedan causarles daño a otras personas, como los prejuicios raciales. Comprender cómo se sienten y cómo se comportan las personas respecto a aquellos que están fuera de su propio grupo puede ayudar a las comunidades a sanar después de una tragedia, así como a evitar futuras tragedias.

- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.