30 noviembre, 2021
- Publicidad -

Cómo descansar de nuestras emociones

Descansar es fundamental. Es imposible vivir constantemente bajo estrés y con prisas, porque ni nuestro cuerpo ni nuestra mente están preparados para vivir en un nivel alto de activación durante mucho tiempo. Esto nos desgasta y provoca que nuestro rendimiento, a medida que pasan horas y días, decaiga.

  • Organiza tu sueño

Uno de los mejores consejos que podemos dar para dormir mejor en estas épocas de crisis emocional es organizarse bien los horarios y las rutinas que llevamos a cabo antes de dormir. Si tenemos problemas para conciliar el sueño es necesario que nos sentemos a pensar qué actividades llevamos a cabo cada día y cómo estas nos pueden ayudar a la hora de dormir.

  • Cuida tus rutinas

Uno de los factores que más suele impactar negativamente en nuestro sueño es perder las rutinas. Es muy importante cuidar los momentos de siesta, evitar tener horarios descontrolados de comidas o no tener un horario fijo para hacer deporte. Si queremos empezar a dormir bien, probablemente el punto más importante sea la organización de las rutinas.

  • Relajación

Detenerse a pensar lo que nos sucede cada día nos servirá para calmarnos cuando veamos que vamos a perder el control. Respirar o hacer relajación puede servirnos de ayuda para no ser víctimas del impulso.

  • Manejar bien los conflictos

Aprender a manejar nuestras habilidades de resolución de conflictos es esencial. No solo nos servirá para avanzar a nosotros mismos sino también para ayudar a los demás.

  • Terapia

La terapia siempre es una opción viable. Los expertos siempre estarán dispuestos a brindarnos herramientas necesarias para ayudarnos.

- Publicidad -