23 diciembre, 2021
- Publicidad -

Beneficios y mitos de las frutas para cenar

Es cierto que hay detractores y partidarios de comer fruta por la noche, los primeros de ellos alegan que es un alimento con un alto índice glucémico al componerse de carbohidratos y azúcar, por lo que será absorbido rápidamente por nuestro cuerpo en un momento del día en el que el ritmo metabólico baja por las horas de sueño; los segundos aseguran que sus beneficios y nutrientes prevalecen sobre sus incovenientes.

BENEFICIOS DE COMER FRUTA

La fruta aporta a nuestro organismo una gran cantidad de nutrientes necesarios para una buena salud. Por ello, gran cantidad de estudios relacionan el consumo de frutas con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares. Además, regulan nuestro sistema inmunitario, mejora el tránsito intestinal y evitan el estreñimiento, disminuyen la retención de líquidos, depuran el organismo estimulando la función hepática y renal y combaten el envejecimiento de la piel.

MITOS SOBRE LA FRUTA

Son muchos los beneficios que nos aporta la fruta, pero también lo son los mitos que la acompañan. Desde que es mejor tomarla antes de comer otros alimentos y que es mejor no mezclarlas, hasta que cenar fruta puede hacerte engordar. ¿Qué hay de cierto? Si bien es cierto que la fruta por sí sola no adelgaza, sí lo es que tiene efecto saciante, lo que puede ayudar a tener una dieta hipocalórica que nos haga perder peso.

Entonces… ¿Cenar fruta engorda? No en sí mismo. Se puede comer fruta a cualquier hora del día sin miedo a engordar. Aunque hay que controlar las calorías que consumimos a lo largo del día si queremos adelgazar y entender que es recomendable cenar alrededor de 2-3 horas antes de irnos a dormir para que los nutrientes de los alimentos que tomemos durante la cena sean absorbidos correctamente por nuestro cuerpo.

¿CENAR SOLO FRUTA ES BUENO?

Sin embargo, no es recomendable cenar solamente fruta, ¿por qué? La fruta es saciante pero cenar tan solo este alimento puede provocar que te despiertes en mitad de la noche con hambre y acabes picoteando. Además, aunque aporta muchos nutrientes, si no la acompañas de más tipos de alimentos tendrás déficit de otros nutrientes. Y para terminar… las digestiones pueden acabar siendo lentas y con gases. Para evitarlo, acompaña la fruta con una cena equilibrada y saludable y reduce el aporte de calorías diarias para que tu cuerpo gaste más de las que consumes si quieres adelgazar. Desde TELVA siempre recomendamos contactar con un profesional nutricionista.

- Publicidad -