17 abril, 2020
- Publicidad -

10 beneficios del vino

1. Mejorar la salud intestinal y cardiovascular

El resveratrol encontrado en varios tipos de vino puede mejorar la salud del corazón de varias maneras. En 2016, investigadores sugirieron que podría reducir el riesgo de enfermedad cardíaca a través de la forma en que afecta el microbioma intestinal.

2. Aumento de los niveles de ácidos grasos omega-3

Una bebida con una pequeña cantidad de alcohól, como por ejemplo el vino tinto, parece aumentar los niveles de ácidos grasos omega-3 en plasma y glóbulos rojos.

Los ácidos grasos omega-3 sirven para protegerte contra las enfermedades del corazón y de los pulmones. De igual manera incrementan la calidad de tu sistema inmunologico.

3. Salud del corazón y diabetes tipo 2

Se cree que el etanol en el vino juega un papel clave en el metabolismo de la glucosa, y que los ingredientes no alcohólicos también pueden contribuir. Por esto mismo, una persona con diabetes tipo 2 se vería muy beneficiada de consumir vino.

Aunque recomendamos que cualquier persona con diabetes debe consultar con su médico antes de consumir alcohol.

4. Vasos sanguíneos sanos y presión arterial

Las procianidinas, compuestos que se encuentran comúnmente en el vino tinto, ayudan a mantener sanos los vasos sanguíneos. Los métodos de producción tradicionales parecen ser más efectivos en la extracción de los compuestos, lo que lleva a niveles más altos de procianidinas en el vino.

5. Daño cerebral después del accidente cerebrovascular

El resveratrol puede proteger al cerebro del daño causado por algun accidente cerebrovascular.

El resveratrol aumenta los niveles de hemo oxigenasa, una enzima conocida por proteger las células nerviosas del cerebro del daño. Cuando ocurre un derrame cerebral, el cerebro está listo para protegerse debido a los niveles más altos de enzimas.

No está claro si los beneficios para la salud se deben al resveratrol en sí, o si el alcohol en el vino es necesario para concentrar los niveles del compuesto.

6. Prevenir la pérdida de visión

El resveratrol en el vino puede ayudar a prevenir la pérdida de visión causada por el crecimiento descontrolado de los vasos sanguíneos en el ojo.

La retinopatía diabética y la degeneración macular relacionada con la edad son las principales causas de ceguera entre los mayores de 50 años. Esto se debe a un crecimiento excesivo de vasos sanguíneos en el ojo, conocido como angiogénesis. Consumir vino a esta edad puede ayudar a revertir estos efectos.

7. Prevención del cáncer de colon

El consumo de dosis bajas de resveratrol puede reducir el tamaño de los tumores intestinales en aproximadamente un 50 por ciento. Por eso, tomar vino puede ayudar a la prevención de este tipo de cancer.

8. Prevención del cáncer de mama

El consumo regular de la mayoría de las bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de cáncer de seno. Sin embargo, gracias a los químicos en las semillas y pieles de las uvas rojas, las mujeres que beben vino tinto con moderación pueden evitar este riesgo.

Normalmente, el alcohol aumenta los niveles de estrógeno de una mujer, y esto estimula el crecimiento de las células cancerosas. Sin embargo, los inhibidores de aromatasa (IA) que están presentes en el vino tinto y, en menor medida, en el vino blanco, reducen los niveles de estrógeno y aumentan la testosterona en las mujeres que se acercan a la menopausia.

9. Mejora de la función pulmonar y prevención del cáncer de pulmón

Las dosis bajas de vino tinto, y en menor medida el vino blanco, pueden aumentar la función pulmonar y evitar la proliferación de células cancerosas, según al menos una investigación.

10. Reducción del riesgo de depresión

Beber vino puede reducir el riesgo de depresión.

Aquellos que bebieron entre dos y siete copas de vino cada semana tienen menos probabilidades de recibir un diagnóstico de depresión, incluso después de tener en cuenta los factores de estilo de vida.

- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.