26 octubre, 2021
- Publicidad -

Beneficios de hacer ejercicios para controlar los síntomas de la menopausia

La menopausia puede ser una etapa de muchos cambios, pero el ejercicio es sin duda, una buena herramienta terapéutica y de prevención.

  • Ejercicios aeróbicos y de fuerza

Una rutina adecuada debería combinar ejercicios de tipo aeróbico con algunos en los que la fuerza esté presente. Las actividades aeróbicas favorecen el control de los valores de tensión arterial o glucosa. Además, son cardiosaludables, lo cual tiene importancia en esta etapa.

Bailar, andar, nadar, deportes de raqueta o la bicicleta se incluyen en el grupo de actividades recomendadas.

  • Actividades acuáticas

Por otro lado, las actividades acuáticas suelen ser de las más recomendadas ya que facilitan los movimientos y permiten realizar actividades que “en seco” serían más complejas. Pero cabe destacar, que es preferible que se combinen con actividades en las se toque con los pies en el suelo ya que es necesario para que la densidad mineral ósea se mantenga y por ello debemos realizar ejercicios con carga y con fuerza de gravedad.

  • Controlar la osteoporosis

La osteoporosis es una patología muy asociada a la menopausia y es básico que el ejercicio que se realice, no vaya en detrimento de la salud ósea. Como dijimos, añadir actividades en las que exista un componente de fuerza es básico para mantener los músculos tonificados y huesos fuertes. Esto va a permitir tener una mayor estabilidad y evitar lesiones.

  • Mantener un peso adecuado

Durante la menopausia se gana peso porque se acumula grasa y se produce un cambio en la distribución de la misma, que se fija especialmente en la zona abdominal. Para mantener el índice de masa corporal (IMC) apropiado y evitar esos  nudos antiestéticos  y poco saludables, es necesario compensar con una alimentación equilibrada y practicando ejercicio regularmente. Caminar a paso rápido durante 30 minutos diarios puede ser suficiente para mantener el peso ideal e, incluso, para ayudar a bajar de peso.

  • Favorece el sistema cardiovascular

Al realizar ejercicio mejora la circulación de la sangre y el retorno venoso, se reduce la tensión arterial, y se incrementan los niveles de colesterol HDL (bueno), al tiempo que se reduce el nivel de colesterol . Todo esto incide en un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

  • Ayuda a conciliar mejor el sueño

El insomnio es otra de las molestias asociadas a la menopausia. El ejercicio incrementa la producción de melatonina, una hormona implicada en la regulación de los patrones de sueño. Sin embargo, no es aconsejable practicar deporte poco antes de irse a la cama porque podría dificultar el sueño. Es mejor hacerlo por la mañana o, si esto no es posible, al menos dos o tres horas antes de acostarse.

  • Mejora la coordinación y la agilidad

Una rutina de ejercicios diaria aumenta la capacidad de coordinación, los reflejos y la agilidad, lo que previene las caídas y mejora el rendimiento físico en todos los ámbitos de la vida.

- Publicidad -