15 abril, 2020
- Publicidad -

Aliviadores del estrés: consejos para dominar el estrés

[anuncio]

Si tu estrés se está descontrolando y necesitas un alivio rápido, pruebe uno de estos consejos: 

Hazte activo

Prácticamente cualquier forma de actividad física puede actuar para aliviar el estrés. Incluso si no eres un atleta o estás fuera de forma, el ejercicio puede ser un buen alivio del estrés.

La actividad física puede aumentar sus endorfinas para sentirse bien y otras sustancias químicas neurales naturales que mejoran tu sensación de bienestar. El ejercicio también puede reenfocar tu mente en los movimientos de su cuerpo, lo que puede mejorar tu estado de ánimo y ayudar a que las irritaciones del día desaparezcan. Considera caminar, trotar, hacer jardinería, limpiar la casa, andar en bicicleta, nadar, levantar pesas o cualquier otra cosa que te mantenga activo.

Comer una dieta saludable

Comer una dieta saludable es una parte importante de cuidarse. Trata de comer una variedad de frutas y verduras, y granos enteros.

Evitar hábitos poco saludables

Algunas personas pueden lidiar con el estrés bebiendo demasiada cafeína o alcohol, fumando, comiendo demasiado o usando sustancias ilegales. Estos hábitos pueden dañar tu salud.

Meditar

Durante la meditación, enfocas tu atención y callas la corriente de pensamientos confusos que pueden estar llenando tu mente y provocando estrés. La meditación puede infundir una sensación de calma, paz y equilibrio que puede beneficiar tanto tu bienestar emocional como tu salud en general.

La meditación guiada, las imágenes guiadas, la visualización y otras formas de meditación se pueden practicar en cualquier lugar en cualquier momento, ya sea que estés caminando, yendo en autobús al trabajo o esperando en el consultorio del médico. También puede intentar respirar profundamente en cualquier lugar.

Rie mas

Un buen sentido del humor no puede curar todas las dolencias, pero puede ayudarte a sentirte mejor, incluso si tienes que forzar una risa falsa a través de tu mal humor. Cuando te ríes, no solo aligera tu carga mental, sino que también causa cambios físicos positivos en tu cuerpo. La risa se dispara y luego enfría tu respuesta al estrés. Así que lee algunos chistes, cuenta algunos chistes, mira una comedia o pasa el rato con tus amigos divertidos. O prueba el yoga de la risa.

Conéctate con otros

Cuando estás estresado e irritable, tu instinto puede ser aislarte. En cambio, comuníquese con familiares y amigos y establezca conexiones sociales.

El contacto social es un buen alivio del estrés porque puede ofrecer distracción, brindar apoyo y ayudarlo a tolerar los altibajos de la vida. Pero como ahora estamos en cuarentena, tu vida social tendrá que ser virtual. 

Prueba yoga

Con su serie de posturas y ejercicios de respiración controlada, el yoga es un calmante para el estrés popular. El yoga reúne disciplinas físicas y mentales que pueden ayudarte a lograr la tranquilidad del cuerpo y la mente. El yoga puede ayudarte a relajarse y controlar el estrés y la ansiedad.

Prueba el yoga por tu cuenta o busca una clase: puedes encontrar clases en la mayoría de las comunidades. El hatha yoga, en particular, alivia el estrés debido a su ritmo más lento y movimientos más fáciles.

Dormir lo suficiente

El estrés puede causar problemas para conciliar el sueño. Cuando tienes mucho que hacer, y demasiado en lo que pensar, tu sueño puede sufrir. Pero el sueño es el momento en que su cerebro y cuerpo se recargan.

Y la calidad y cantidad de sueño que puede afectar tu estado de ánimo, nivel de energía, concentración y funcionamiento general. Si tienes problemas para dormir, asegúrate de tener una rutina tranquila y relajante antes de acostarse, escucha música relajante, guarda los relojes y cumplí con un horario constante.

Busca consejería

Si los nuevos factores estresantes desafían tu capacidad de afrontamiento o si las medidas de autocuidado simplemente no alivian tu estrés, es posible que deba buscar refuerzos en forma de terapia o asesoramiento. La terapia también puede ser una buena idea si se sientes abrumado o atrapado, si te preocupas en exceso o si tienes problemas para llevar a cabo las rutinas diarias o cumplir con las responsabilidades en el trabajo, el hogar o la escuela.

Los consejeros o terapeutas profesionales pueden ayudarlo a identificar las fuentes de su estrés y a aprender nuevas herramientas de afrontamiento.

 

- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.