27 julio, 2021
- Publicidad -

Ácido hialurónico para reducir las arrugas

El ácido hialurónico actúa como una esponja, capaz de retener grandes cantidades de agua en la piel, aporta volumen, además de reducir las arrugas y disimular las líneas de expresión.

 Esta sustancia actúa, principalmente, para mantener la elasticidad y regular la hidratación de la misma. Por lo tanto, es un activo muy utilizado en la industria de la cosmética y la medicina estética para tratar la deshidratación y el envejecimiento cutáneo.

1. Hidrata la piel: el ácido hialurónico asegura la hidratación permanente de la piel ya que, al tener propiedades hidratantes, facilita la atracción y retención de agua en las dos capas de la piel: la epidermis y la dermis.

2. Reafirma la piel: el ácido hialurónico ayuda a la restauración y mantenimiento de la firmeza cutánea que se ha perdido por el paso de los años ya que estimula la producción de colágeno, una proteína que contiene propiedades para regenerar tejidos.

3. Rellena las arrugas: este activo disminuye las arrugas y surcos de expresión al generar una estructura de malla subcutánea, que ejerce un efecto tensor en las capas profundas de la piel, actuando como relleno.

4. Deja la piel más suave: al tener propiedades hidratantes en la piel, el ácido hialurónico deja la piel completamente humectada y reafirmada; por lo tanto, con un aspecto más liso y un tacto muy suave.

5. Complementa tratamientos estéticos:  en caso de someterse a tratamientos estéticos faciales, el ácido hialurónico en tópico (en sérum o en crema) es ideal para mantener los niveles de firmeza, volumen, suavidad e hidratación cutánea.

- Publicidad -