16 noviembre, 2020
- Publicidad -

9 maneras de prepararse para un huracán

Si se han emitido avisos de alerta o advertencia de huracán estas son algunas medidas que podrás tomar para prepararte:

1. Revisa el exterior de la casa

El viento que acompaña a un huracán puede superar las 155 millas por hora, así que es muy importante que metas dentro de la casa o del garaje todo lo que pueda salir volando o convertirse en una especie de proyectil. Por ejemplo, muebles, parrillas, plantas, juguetes, bicicletas, mangueras, herramientas para el jardín, y otros. Haz con antelación una lista de todo lo que tienes que meter dentro y te ayudará durante la preparación.

2. Comprueba la temperatura del refrigerador

Una de las primeras consecuencias de un huracán generalmente es la pérdida de energía eléctrica. Para mantener alimentos, bebidas y medicamentos como la insulina en la temperatura adecuada, ajusta la temperatura del termostato al nivel más frío y mantén la puerta cerrada. Es también buena idea preparar el hielo anticipadamente y dejarlo en el congelador en bolsas de plástico.

3. Cubre puertas y ventanas

Si no tienes instaladas las contraventanas para huracanes y te enteras que se avecina un huracán, cubre  todas las ventanas y las puertas (de vidrio) con paneles de madera contrachapada (plywood). Mide bien las dimensiones de ventanas y puertas para cortar los paneles del tamaño apropiado. Al cortar la madera, los expertos recomiendan añadir 8 pulgadas a la altura y la anchura para cubrir totalmente cada apertura.

4. Examina el estado de los árboles

Cuántas veces hemos visto la misma escena tras el paso de un huracán: árboles caídos sobre casas y automóviles. Por eso es crucial que revises periódicamente el estado de los árboles en tu propiedad, especialmente los que estén cerca de la casa. Si están dañados, quizás tengas que hacerlos cortar porque son más débiles (¡y peligrosos!) durante un huracán. También hay que quitar  hojas y ramas de las canaletas para asegurar el desagüe eficiente del agua.

5. Cierra y asegura las puertas

La fuerza del viento durante un huracán es tan violenta que podría dañarse todo lo que se pueda abrir y cerrar, como la puerta de entrada a la propiedad, las puertas a la casa e interiores y las puertas de los estantes y vitrinas. En la ferretería encontrarás una variedad de seguros o sistemas para que no se golpeen las puertas. Toma la precaución de cerrar el tiro de la chimenea.

6. Asegúrate de saber cuál es el refugio más cercano

Ten en cuenta que, debido a la pandemia del COVID-19, puede que le hayan designado un lugar distinto a años anteriores. Verifica con las autoridades locales en qué lugar se debería refugiar con su familia en caso de ser necesario.

7. Prepara un plan de emergencia para su familia

Ten los números de teléfono de emergencia a mano o guardados en su celular. Organiza cómo tus familiares se comunicarán entre sí en caso de no estar juntos al momento de la emergencia y cómo se volverán a juntar si se separan. Establece un lugar de encuentro de la familia que sea conocido y fácil de encontrar.

8. Arma un kit de emergencia

Incluye medicamentos de prescripción, agua, alimentos listos para comer, documentos importantes, botiquín de primeros auxilios, radio de baterías, baterías de repuesto y linterna, entre otros. No te olvides de incluir un kit para tu mascota.

9. Recarga al máximo los electrónicos

Si se corta la luz, será imposible recargar los aparatos eléctricos que se necesitan para comunicarse con el exterior y mantenerse informado. Toma la precaución de mantener cargados los teléfonos móviles y las tabletas, además lleva un cargador extra en el auto…te puede servir para hacer una llamada de emergencia si te quedas sin luz y con el teléfono sin batería. No olvides llenar el tanque de gasolina del auto antes de que pase un huracán.

 

 

 

 

- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.