15 diciembre, 2020
- Publicidad -

8 trucos para controlar el hambre emocional

Estos consejos pueden ayudarte a controlar las emociones que te llevan a comer más de la cuenta.

Aunque no te lo creas, nuestro cerebro es mucho más inocente de lo que parece. Estos pequeños trucos psicológicos te ayudarán a dejar de comer sin hambre a todas horas para llenar un vacío emocional.

APRENDER A IDENTIFICAR LAS SEÑALES CORPORALES

 El hambre física puede desencadenar la queja sonora del estómago, llegando a experimentar un ligero mareo, desorientación o cansancio en caso de no ser atendida. En cambio, el hambre emocional surge tras la cognición, habiendo experimentado ciertos sentimientos que generan incomodidad y que se pretenden acallar con la comida.

IDENTIFICAR Y ATENDER LAS PROPIAS EMOCIONES

Ser consciente de las emociones que está sintiendo es el primer paso para poder encontrar la forma de atenderlas adecuadamente. Para ello, se recomienda escribir las razones por las que cree que está sintiendo hambre emocional y por qué cree que recurre a la comida para resolver ese conflicto. Esto hará que uno tome conciencia de sus actos, haciendo que se responsabilice de la situación y ésta se vuelva más controlable al poder pensar en cómo ponerle remedio.

APRENDER A COCINAR

Esta recomendación no sólo ahorra dinero, sino que incrementa la calidad de la comida, pues probablemente mejorarán las condiciones de higiene, se cuidarán el

origen y la cantidad de los alimentos empleados, etc. Además, invertir tiempo y energía en la preparación de la comida hará que se valore más la alimentación e incrementará su autoestima al verse más autónomo y saludable.

CONTROLAR LA DIETA

Mantenerse hidratado y hacer cinco comidas al día calculando las raciones adecuadas puede ayudar a identificar cuándo y qué emociones confunde con hambre. Saber que se tiene una dieta saludable y saciante ayuda a resistirse a los ataques de hambre, pues se reconoce que lo que está sintiendo es hambre emocional.

MANTENERSE HIDRATADO

Se ha demostrado que beber agua antes de comer reduce la ansiedad por la comida. Además, el agua es buena para depurar el cuerpo y controlar el apetito, por lo que ayuda a perder peso. Se recomienda beber más de dos litros de agua al día.

Procurar una buena hidratación para superar el hambre emocional

EVITAR LOS ALIMENTOS AZUCARADOS Y PROCESADOS

Comprar con moderación productos saludables y previamente meditados, sin dejarse llevar por la impulsividad, evitando los alimentos procesados, pues el hambre emocional está muy relacionado con el abuso de estos alimentos. Evitar tomar bebidas light, ya que numerosos estudios afirman que el aspartamo que contienen puede contribuir a incrementar la sensación de hambre.

COMER ALIMENTOS SALUDABLES Y SACIANTES

Comer sólo guiándose por el paladar puede ser peligroso. Es mejor optar por frutas y verduras, ya que no resienten la salud (diferentes estudios afirman que visualizarse disfrutando mientras se come comida saludable incrementa el deseo de consumir dichos productos). Además, se ha comprobado que cuando se incluyen alimentos que satisfacen las auténticas necesidades mentales y corporales.

DISTRAERSE ANTE LA FALSA NECESIDAD DE COMER

Llamar a un conocido, cambiar de actividad, darse un paseo o realizar técnicas de relajación o de respiración, pasear y hacer ejercicios puede ayudar a que desaparezcan las ganas de comer.

- Publicidad -