18 noviembre, 2020
- Publicidad -

7 síntomas ocultos de que padeces de ansiedad

Podrías creer que es fácil de detectar, pero no es así. La ansiedad tiene síntomas a veces tan confusos, que es posible sufrirla y no saberlo. Hoy te presentamos 10 síntomas ocultos que te podrán indicar si padeces de ansiedad.

1. Te preocupas por todo

Todos nos preocupamos en algún momento de la vida, pero tú vives en un proceso de preocupación constante. Te preocupa tu trabajo aunque no hay ningún síntoma real de que las cosas vayan mal, te preocupa tu salud y ni siquiera te fías de los últimos análisis que te hiciste, te preocupa tu familia, tu casa, tus amigos, la paz mundial… todo, todos los días. Demasiado.

2. No consigues dormir bien

Llevarse los problemas a la cama es la especialidad de las personas que sufren ansiedad. Lo peor es que los trastornos del sueño provocan ansiedad y la ansiedad empeora los trastornos del sueño, por lo que desgraciadamente vives inmersa en la pescadilla que se muerde la cola.

3. Eres propensa a las contracturas

Le echas la culpa a que haces poco ejercicio o a la silla del trabajo, pero toda la tensión que acumulas en tus hombros y tu cuello provienen de tu ansiedad, que hace que tengas los músculos tensos y, además, aprietes tus dientes a menudo generando aún más tensión en la zona. Si el cuello, los hombros y la parte alta de la espalda son tus puntos débiles, revisa tus niveles de ansiedad.

4. Siempre estás mal del estómago

Entre el abanico de posibilidades que tiene la ansiedad para manifestarse en tu organismo el aparato digestivo es su víctima favorita. Puedes ser propensa a los empachos, que el estomago se te hinche a menudo, no vayas al baño con la regularidad que desearías aunque comes fibra… Si no hay causa médica que justifique tanto sufrimiento de estómago, quizá sea que la ansiedad está haciendo de las suyas.

5. Te consideras una perfeccionista

El perfeccionismo y la ansiedad van de la mano. El perfeccionismo no es otra cosa que la necesidad de control elevada a la enésima potencia. ¿Y por qué queremos controlarlo todo? Porque, en el fondo, nos sentimos inseguros y desconfiamos de nuestra propia capacidad para resolver los imprevistos. Detrás de todo perfeccionista se esconde una persona ansiosa.

6. Te gusta estar 100% segura

La incertidumbre te mata, quieres estar siempre segura al 100% de que lo que estás haciendo es lo mejor y lo correcto… y por eso te cuesta tanto decidir cualquier cosa. Tomar decisiones te llena de ansiedad y te quedas petrificada buscando la opción correcta porque eres incapaz de vivir en una escala de grises.

7. Estás siempre cansada

No puedes mantener tus ojos abiertos pero ya has revisado tus niveles de hierro, tu tiroides y todo lo que se te ha ocurrido. Pero te sientes agotada física y mentalmente. El origen de ese agotamiento extremo puede no estar en tu cuerpo, sino en tu mente. Si ese cansancio no afecta solo a tu cuerpo, sino que tu mente está en otro mundo, incapaz de concentrarse, entonces sufres ansiedad.

 

 

- Publicidad -

© 2020 Revista Cromos, Honduras C.A.