1 febrero, 2022
- Publicidad -

5 métodos psicológicos para cumplir tus propósitos

Te compartimos métodos psicológicos para cumplir tus propósitos. Llega ese momento del año en el que haces repaso del año que termina y te planteas qué quieres conseguir en el que comienza. Pero la gran mayoría de esos buenos propósitos no llegan a hacerse realidad por una falta de realismo.

  • Márcate objetivos realistas

Si nunca te has puesto a escribir, a lo mejor escribir un bestseller no es un objetivo demasiado realista. Es mejor ir poco a poco, con objetivos más adecuados a tu realidad para que luego no te sientas mal por no haberlo conseguido. En lugar de escribir un bestseller, puedes plantearte ir primero a un curso de escritura creativa y escribir tu primer relato breve.

  • Crea un plan de acción

El 1 de enero todos tienen buenas intenciones, pero si no planificas la forma de conseguir ese objetivo que te has marcado, todo se va a quedar en eso, en buenas intenciones. Si, por ejemplo, tu meta es ponerte en forma, no puedes calzarte las zapatillas de deporte y correr 10 kilómetros. Empieza poco a poco y no intentes lograrlo todo el primer día.

  • Escribe tus objetivos y cómo vas a conseguirlos

Puede parecerte una tontería, pero ponerlo sobre el papel te ayuda a darle entidad propia y a poder organizarlo mejor. Escribe todo, desde lo que quieres conseguir hasta los pasos que vas a dar para lograrlo, el tiempo que te va a llevar y los progresos que quieres conseguir a lo largo del tiempo. Para ello, puedes ayudarte de una agenda o de una aplicación de tu teléfono móvil.

  • Céntrate en el camino, no sólo en la meta

El objetivo debe ser buscar el progreso, no la perfección. Si tu objetivo es adelgazar 10 kilos, cuando llegues a esa meta tienes justificación para volver a tus malos hábitos de siempre. En cambio, si te preocupas por conseguir esa meta a través de buenos hábitos, no te preocupará tanto perder 8 kilos o 12, sino aprender a vivir de manera saludable.

  • Prevé posibles contingencias sin que ello te haga abandonar

 Si tu propósito es adelgazar y un día te comes un bollito, no significa que todo esté perdido y ya tengas una excusa para abandonar la dieta. Si tu propósito es hacer deporte tres veces por semana, pero uno de esos días no puedes hacerlo porque te ha surgido una reunión en el trabajo, continúa con tu propósito el siguiente día. No siempre vas a cumplirlo todo como lo tenías previsto, pero si continúas perseverando, conseguirás tu objetivo.

- Publicidad -