4 septiembre, 2021
- Publicidad -

5 errores que debes evitar si tu cabello es graso

Quienes tienen el cabello grasoso hacen todo lo posible por mantener sus mechas limpias por más tiempo, y se la pasan buscando soluciones para acabar con el problema de raíz. Sin embargo, algunos hábitos y manías involuntarios acaban agravando el problema del cuero cabelludo grasoso y producen el efecto contrario al deseado. Conoce cuáles son los cinco errores más comunes a la hora de cuidar las mechas grasosas y aprende a evitarlos.

 

1. LAVAR EL CABELLO CON MUCHA O MUY POCO FRECUENCIA

Muchas veces, quienes tienen el cabello grasoso no saben cuál es la frecuencia ideal para lavar las mechas. Mantener el cabello mucho tiempo sin lavar es una garantía de que luzca más sucio y grasoso, mientras que lavarlo todos los días con productos agresivos, puede dejar las puntas resecas y el cabello sin vida. Lo ideal es lavar las mechas un día sí y un día no con una línea de productos especiales, que garanticen que las mechas se mantengan limpias por 48 horas.

2. NO USAR LOS PRODUCTOS ADECUADOS PARA EL CABELLO GRASOSO

Otro error muy común de aquellas que tienen el cabello grasoso es no usar los productos adecuados. Es importante invertir en una línea especial para lavar profundamente el cuero cabelludo y la raíz del cabello al mismo tiempo, sin agredir la fibra capilar, ya que se van a usar los productos todos los días, para dejar el cabello equilibrado e hidratado.

3. PASAR LAS MANOS POR EL CABELLO TODO EL TIEMPO

Para muchas mujeres es inevitable pasar las manos por sus mechas, pero si tienes el cabello grasoso debes evitar esta manía a toda costa. Las manos tienen muchos residuos y grasa, además de sudor, que al contacto con el cabello lo dejan más grasoso.

4. EVITAR LA HIDRATACIÓN EMPEORA EL PROBLEMA

Algunas mujeres que tienen el cabello grasoso evitan la aplicación del acondicionador y raras veces usan crema para peinar o mascarilla hidratante, porque piensan que estos productos dejarán sus mechas más pesadas. Sin embargo, esto es un mito, el hábito de evitar hidratar el cabello hace que el cuero cabelludo se seque y sienta la necesidad de producir más grasa. Por eso, es importante no olvidar este paso de la rutina de belleza.

5. LAVAR EL CABELLO CON AGUA CALIENTE

La temperatura del agua de la ducha es otro de los errores que pueden arruinar el aspecto limpio del cabello. Además de resecar las mechas y dejarlas sin vida, el agua muy caliente al contacto con el cuero cabelludo produce más grasa. Por lo tanto, después de lavar las mechas éstas pueden ganar un aspecto sucio. Lo ideal es usar agua tibia, y si es posible, enjuagar las mechas con agua fría para sellar la cutícula de la fibra capilar, para dejar el cabello más brillante.

- Publicidad -