7 febrero, 2022
- Publicidad -

5 ejercicios para tonificar tus brazos

Hoy te proponemos una serie de ejercicios de tonificación de brazos, que podrás hacer ya sea en el gimnasio o desde tu casa. Los ejercicios son sencillos, eso sí, debes saber que lucir unos brazos definidos no es una tarea fácil, sino que requiere de cierta constancia.

1.CURL DE BÍCEPS

Con este ejercicio conseguirás contraer tus bíceps. Si estás en el gimnasio puedes utilizar pesas, sí, si estás en casa puedes utilizar botellas. El ejercicio consiste en doblar los codos desde abajo hacia el pecho. Para ello deberás empezar manteniendo los codos pegados al torso y doblarlos hasta que tus muñecas estén cerca de tus hombros.

2.FLEXIONES DE TRÍCEPS

Con estas flexiones conseguirás ejercitar tus tríceps. Deberás colocarte en el suelo, con las manos debajo de tus hombros y los brazos pegados al cuerpo, de forma que tus codos queden mirando hacia atrás. Cuando hayas conseguido la posición, baja hasta el suelo y vuelve a subir. También las puedes realizar desde la posición de rodillas.

3.ELEVACIONES LATERALES

Este ejercicio ejercitará tus hombros para completar la tonificación de brazos. Si realizas este ejercicio en el gimnasio podrás utilizar pesas, si lo haces en casa, hazte con unas botellas. Es un ejercicio muy sencillo que consiste hacer repeticiones en las que eleves los brazos lateralmente de forma que tu muñeca, codo y hombro queden completamente alineados.

4.UP DOWN

Este ejercicio es perfecto, no solo para tonificar brazos sino, también, para fortalecer el abdomen. Se realiza manteniendo una línea recta entre tus pies, tus codos y tus hombros. Debes colocarte en el suelo, como si fueras a realizar flexiones. Cuando estés con los brazos a la altura de tus hombros, doblaras un codo, luego otro, posteriormente volverás a colocar las manos sobre el suelo, y así sucesivamente.

5.EXTENSIÓN DE TRÍCEPS

Para este ejercicio también necesitarás pesas. Debes colocarte de pie y flexionar un poco tus piernas. Agarra la pesa con las dos manos hacia el techo, por encima de tu cabeza, y flexiona los codos hasta la altura de tu nuca. Regresa a la posición inicial y continúa con el movimiento.

- Publicidad -