10 febrero, 2021
- Publicidad -

3 formas de cambiar tu look con un corte mínimo

Muchas veces necesitamos un cambio de look y no sabemos por dónde empezar. Ahora bien, cambiar no significa apostar por un corte radical o extremo. De hecho, un retoque mínimo puede constituir el secreto para lograr un nuevo aire en tu melena. Y a continuación, te mostramos  formas para estar a la moda.

FLEQUILLO

3 formas de cambiar tu look con un corte mínimo

Los flequillos se convierten en el corte por excelencia para cambiar tu imagen sin comprometer el largo. Además de refrescar totalmente el cabello, muchas veces ayuda a lucir más joven.

Al respecto, los especialistas recomiendan un flequillo largo y abierto si tu melena es más larga o bien uno corto para marcar más tus facciones.

En ambos casos, tenemos que ver cuál se ajusta más a nuestro estilo y forma de cara. Además, debemos tener en cuenta que un flequillo no se peina solo por lo que le deberíamos dedicar algo de tiempo para peinarlo.

CORTE DE PUNTAS

3 formas de cambiar tu look con un corte mínimo

Otra de las cosas que nos cambia el look aunque no lo parezca son las puntas. Una vez las puntas están abiertas, no hay mascarilla ni tratamiento que las restaure, y para que esto no se convierta en un verdadero problema, solo basta cortar las puntas.

Recuerda que cortar las puntas ya es, en sí, un cambio y siempre se nota. En estos casos, puedes optar por desfilar si lo que necesitas es eliminar volumen en algunas zonas y así se verán más ligeras, o degradarse haciendo que algunas sean más largas que otras para conseguir un volumen natural.

CORTE DE CAPAS SIN SACRIFICAR EL LARGO

3 formas de cambiar tu look con un corte mínimo

 Otra de las opciones para refrescar tu look sin sacrificar tu largo, es realizar un corte de capas. En caso de que tu cabello sea lacio, no hace falta que el corte sea muy marcado para que se vean los resultados.

Ahora bien, si tu pelo es rizado, sí que debemos perfilarlas más para que sean más evidentes. Unas capas debajo de la barbilla son ideales para rostros cuadrados y redondos, en cambio para rostros alargados, mejor cerca de las mejillas.

- Publicidad -