- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
20 marzo, 2020

Con tiempo extra en tus manos, uno de los proyectos que puedes realizar es ordenar tu armario. ¿Cuantos hemos acumulado cosas que probablemente no hemos utilizado? Aprovecha este tiempo y deshazte de lo que no necesitas, así se lo puedes donar y ayudar a alguien que si le pueda dar uso. Con estos consejos, ordenar tu clóset se te hará un trabajo sencillo.

1. Hazte las 7 preguntas clave para despejar tu armario
  • ¿Me encanta?
  • ¿Me lo pongo?
  • ¿Proyecta la imagen que quiero proyectar?
  • ¿Pica o se rasca?
  • ¿Me pellizca los dedos de los pies? ¿Son los talones demasiado altos para caminar?
  • ¿Está mohoso? ¿Maloliente? ¿Manchado?
  • ¿Encaja?

 

2. Deshazte del desorden a través de donaciones y envíos

Es más fácil ordenar tu armario si sabes dónde donarás tu ropa con anticipación. De esta manera, una vez que hayas terminado de purgar tu guardarropa, puedes llevar rápidamente los artículos a un destinatario merecedor, lo que facilita el proceso.

3. Limpia tu closet eliminando la ropa mediante un barrido semanal

Cuanto más a menudo desordenes, menos tiempo tomará y más fácil será. Comprometerse con un barrido de desorden semanal significa pasar de 10 a 15 minutos una o dos veces por semana en su armario colocando artículos en su caja de donaciones, reorganizando la ropa que se ha caído fuera de lugar, y colgando y doblando la ropa que puede estar desparramada en tu dormitorio y baño. Todo esto llevará mucho menos tiempo de lo que piensas si lo haces regularmente.

4. Despeja el armario maximizando el espacio de almacenamiento

Puedes ajustar más maximizando el espacio de almacenamiento disponible comprando los mejores productos de almacenamiento en el armario. Utiliza la puerta del armario instalando ganchos y colgando tus joyas y bufandas más usadas a la altura de los ojos. Considera agregar estanterías económicas si tu armario aún no los tiene o usa cajones colgantes y organizadores de zapatos para aprovechar el máximo su espacio.

5. Controla el acaparamiento antes de que se convierta en un problema

Esta puede ser la habilidad más difícil de dominar. Pregúntate a ti misma si te aferras a la ropa por alguna de estas razones:

  • Tiene valor sentimental.
  • Gastaste una cantidad ridícula de dinero en el artículo.
  • Puedes usarlo algún día, pero ¿quién sabe cuándo será ese día?

Todas estas son razones comprensibles para aferrarse a una prenda, pero el hecho es que tienes un espacio limitado para guardar tu ropa. Si un artículo es demasiado especial para dejarlo ir, como un vestido de novia, busca un lugar para guardarlo que no sea su armario. Para las otras dos categorías, si no ha usado el artículo en más de un año, deshazte de el.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Alex Erazo de Club Rotario
Ver Más