- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
24 septiembre, 2020

Con la cuarentena vamos generando hábitos que, poco a poco, nos hacen más dependientes del mundo tecnológico, se dedica más tiempo a las redes sociales y los dispositivos electrónicos que al contacto social real con familiares o amigos y a la actividad al aire libre, estamos ante una adicción”.

Basándose en una serie de estudios e informaciones recientes, los expertos coinciden en apuntar que este mal manejo de celulares y redes sociales provoca una descarga de dopamina en el cerebro que a la larga crea una dependencia emocional que puede ser peligroso. Estos son algunas recomedaciones que nos dejan para poder lograr este «detox» de tecnología que tu cuerpo necesita.

  • Deje en silencio los grupos de chat y elimine aquellos que ya no utilice.
  • Evitar usar aparatos digitales como medio para calmar al niño
  • No utilizar ordenadores ni teléfonos en la hora anterior a dormir.
  • Establecer horarios y límites para ordenadores y móviles.
  • Silencie los grupos de chat: diga adiós a las alertas de WhatsApp. Desactive las notificaciones y sonidos de WhatsApp para no estar constantemente pendiente del celular cada vez que le avise de la entrada de un nuevo mensaje.
  • Empiece a contar las horas que dedica al día a las redes sociales, fijándose un máximo de tiempo y, cuando ese tiempo se agote, dirija su atención a otras actividades y no vuelva a acceder en toda la jornada a estas plataformas.
  • Deje el celular en casa de vez en cuando: en su tiempo de descanso, fines de semana o vacaciones, trate de acceder lo menos posible a su celular. Puede ayudar a no llevarlo encima constantemente. Déjelo en casa de vez en cuando y notará el cambio.
  • Retome las actividades y las aficiones abandonadas: recupere esas lecturas atrasadas y actividades al aire libre. Haga un listado de aficiones y quehaceres alternativos que disfrute y que no requieran el uso de dispositivos electrónicos.
  • Reflexione sobre sus redes sociales: haga un balance sobre cómo utiliza estas plataformas y elimine aquellas que le generan negatividad psicológica o excesiva dependencia.
  • Cree su propia rutina: establezca unos horarios que incluyan los tiempos de trabajo y los de ocio, así como las cinco comidas principales. Esto le ayudará a planificar qué momentos del día va a destinar a sus actividades diarias sin que el celular interfiera con el resto de tareas.
  • La comida, un momento de esparcimiento: evite el uso de pantallas y del móvil mientras come. Acuerde con el resto de personas que lo acompañan a la mesa la posibilidad de dejar los celulares fuera del alcance de todos.
  • Reduzca las conversaciones ‘online’: trate de bajar el tiempo que dedica a hablar por redes sociales o mensajes y sustitúyalas por encuentros en persona o llamadas de teléfono en las que pueda prestar una atención al aquí y ahora.
  • Utilice un reloj despertador: compre un reloj con alarma en vez de emplear la del celular. Este sencillo gesto ayudará a que consultar las redes sociales no sea la primera actividad que realice nada más despertarse.

En esta categoría

Ver Más
CROMOS TV: Episodio I – Temporada VII
Ver Más