- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
23 junio, 2020

Una alimentación rica en frutas y verduras ayuda a proteger tu sistema inmunológico de manera natural, y los smoothies son una gran alternativa para incluirlos en tu dieta, ya que son deliciosos y fáciles de hacer.

  • Smoothie de fresa, naranja y guayaba

Aporta una gran cantidad de vitamina C, lo que fortalece el sistema inmunológico. Necesitas media taza de fresas, una guayaba y dos naranjas. Lava y pica las dos primeras, exprime las naranjas. Licua todo y bébelo todos los días por las mañanas.

  • Smoothie de cítricos

Mezcla tres guayabas, el jugo de tres naranjas, tres mandarinas, dos limas y un limón. Utiliza un extractor para hacer el smoothie y aprovechar todas las propiedades de las frutas. Añade miel para endulzar y disfruta de esta bebida que promete subir tus defensas al máximo.

  • Smoothie verde

Licua un nopal baby, una rebanada de piña, tres palitos de apio, un puñado de espinacas, un trocito de jengibre y tres cucharadas cafeteras de linaza para crear un smoothie delicioso, sano y lleno de nutrientes. Además de fortalecer tus defensas, esa receta mejorará tu digestión.

  • Smoothie de manzanas

Licua dos manzanas verdes con un trozo de pepino y el jugo de dos limones. Añade un poco de miel de abeja si quieres endulzarlo, pero si quieres que funcione como bebida detox omite cualquier tipo de endulzante.

  • Smoothie de fresas y arándanos

Necesitas jugo de una naranja, jugo de una toronja, una taza de fresas (o arándanos) y ¼ piña en rebanadas. Licua todos los ingredientes. Añade un poco de jugo de limón y un poco de miel, si prefieres. Tanto los arándanos como las fresas son unas frutas ricas en antioxidantes por lo que además de subir tus defensas, retrasar los signos de la edad.

  • Smoothie de frutos rojos

Necesitas una taza de fresas, una de berries y una de moras. Licua hasta integrar todas las frutas, añade un poco de jengibre en polvo para convertirlo en un súper quemador de grasa. Efecto de salud al 2×1.

  • Smoothie de kale, moras y espinacas

Utiliza una taza leche de almendra, un puño de espinacas baby y otro de hojas de kale, una taza de mezcla de moras congeladas, una cucharadita miel de maple y una cucharada de semillas de chía. Licua todo hasta conseguir la consistencia deseada, si está muy espeso, puedes agregar un poco de agua.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Alex Erazo de Club Rotario
Ver Más