- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
17 agosto, 2020
  1. Mantente hidratado

No podemos hidratar la piel por fuera si desde el interior no mantenemos una hidratación adecuada. Por ello, una de las cosas más importantes para lucir una piel hermosa, radiante y joven es beber agua en abundancia.

Como mínimo, debes tomar siete u ocho vasos de agua diarios y verás como este gesto tan simple, pero necesario, evitará que tu piel pierda su elasticidad y flexibilidad demasiado pronto. De este modo, lograrás prevenir el envejecimiento y la aparición de algunas imperfecciones como las estrías.

 

  1. Dieta sana y equilibrada

Es fundamental mantener una dieta rica en nutrientes beneficiosos para hidratar la cara y la piel en general, como antioxidantes, vitamina C y omega 3. Algunos de los alimentos enriquecidos con estos nutrientes son: el aceite de oliva, los frutos cítricos ricos en vitamina C que favorece la producción de colágeno, el tomate, la zanahoria, los frutos rojos y los pescados azules.

 

  1. Infusiones

Además de beber mucha agua, otro de los remedios caseros para hidratar la piel es tomar infusiones como el té verde, la manzanilla, la lavanda, el té blanco o el romero. También contribuyen a la hidratación de nuestro organismo.

Todas estas plantas tienen excelentes propiedades que nos ayudan a mantener una piel saludable, proporcionándole más vitalidad e hidratándola desde el interior hasta las capas más superficiales. Las puedes tomar como infusión, pero algunas de ellas también son ideales para usarlas sobre la piel de forma tópica para embellecerla.

 

  1. Aceites naturales

Una mascarilla casera para hidratar la cara puede resultar bastante eficaz si utilizas los ingredientes indicados. Pero no hay mejor fórmula que los aceites naturales para rejuvenecer, hidratar y regenerar la piel en profundidad.

Los más efectivos, tanto para la piel del cuerpo como para la del rostro, son: el aceite de oliva, el de almendras, el aceite de argán, el de jojoba, el aceite de rosa mosqueta y el aceite de sésamo.

 

  1. Aloe vera

La planta de aloe vera o sábila contiene una especie de gel en el interior de sus hojas que es una maravilla para la belleza. Entre sus múltiples beneficios, hidrata la piel, regenera, limpia y combate ciertas afecciones cutáneas como la psoriasis, el acné, las irritaciones y los eccemas.

 Para hidratar la cara con aloe vera, solo tienes que aplicar su gel por el rostro o elaborar una mascarilla casera para hidratar la cara a base de aloe. Extiéndela por la zona para que luzca hermosa y lozana.

 

  1. Miel y yogur

La miel tiene vitaminas y enzimas naturales que, combinadas con el ácido láctico y las propiedades antibacterianas del yogur natural, te ayudarán a conseguir una mascarilla casera para hidratar la cara. Además, es de las mejores y está indicada para todo tipo de pieles, incluso las grasas con tendencia al acné, pues reduce la producción de sebo y previene la aparición de impurezas.

Solo tienes que mezclar ambos ingredientes y extender la mascarilla por todo el rostro bien limpio. Déjala actuar durante 10 o 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Alex Erazo de Club Rotario
Ver Más