- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
22 junio, 2020

Cada proceso de emprendimiento es distinto, pero la gran mayoría coinciden en una serie de etapas que son cruciales para el desarrollo del mismo. En cada una de estas etapas el emprendedor debe adoptar un rol clave y tomar decisiones valiéndose de sus conocimientos, experiencias, habilidades y de su intuición.

En esta etapa el emprendedor debe estar dispuesto a salir de su zona de confort y redefinir esos paradigmas que por años se han implantado en su cabeza con respecto a su manera de pensar y trabajar.

Rodéate de gente emprendedora. Tus relaciones personales y profesionales influyen drásticamente en tu mentalidad. Asegúrate de estar rodeado de personas que te inspiren y te reten.

Lee. En el mercado hay una amplia variedad de libros de temática empresarial y de desarrollo personal que te llenarán de motivación para emprender.

Asiste a eventos inspiracionales. Escuchar historias de otros emprendedores es una fuente de motivación y aprendizaje muy poderosa, además de que en estos eventos puedes conocer otros emprendedores como tú.

Sal a vender. Una excelente manera de hacer la transición entre empleado y emprendedor, es consiguiendo trabajo como vendedor. Las ventas te ayudarán a desarrollar habilidades y capacidades muy importantes para los negocios.

Toma acción. Tal cual como si estuvieses aprendiendo a nadar, mete un pie a la piscina para tomar confianza y animarte a dar tus primeros pasos. Busca la manera de llevar a la acción tus ideas, aunque sea a pequeña escala; lo importante es que tomes acción y comiences a pensar y trabajar como emprendedor.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Dra. Mónica Aguilar
Ver Más