- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
30 septiembre, 2020
Después de que Meghan Markle y su esposo, el príncipe Harry , abandonaron sus deberes reales este año, la ex estrella de Suits ahora tiene el ojo puesto en la Casa Blanca y ha pensado seriamente en postularse para presidente de Estados Unidos, aseguró una amiga cercana a Vanity Fair.

«Una de las razones por las que estaba tan dispuesta a no renunciar a su ciudadanía estadounidense era para que tuviera la opción de dedicarse a la política», dijo la fuente a la revista. «Creo que si Meghan y Harry alguna vez renunciaron a sus títulos, ella consideraría seriamente postularse para la presidencia», agregó.

Su biógrafo, Omid Scobie, también afirmó anteriormente que la ex actriz «tiene los ojos puestos en la presidencia de Estados Unidos». “Meghan es la encarnación del sueño americano. Un día podríamos ver a Meghan convertirse en presidenta”, dijo anteriormente el autor de Finding Freedom: Harry, Meghan and the Making of a Modern Royal Family en un documental.

Harry y Meghan ya estuvieron en medio de la polémica cuando se publicó un video instando a la gente a votar, en el que también insinuaba que ella estaba en contra de las políticas del presidente Donald Trump, a pesar de que existe una larga tradición de que la realeza permanezca políticamente neutral.

Mientras tanto, algunos observadores reales ya están descartando sus posibilidades de sobrevivir a una brutal carrera electoral presidencial. “Diría categóricamente que ella no tiene ninguna posibilidad de postularse para presidente. La comerían viva”, dijo a Vanity Fair Andrew Morton, autor de Meghan: A Hollywood Princess. “Se necesita la piel de un rinoceronte para postularse para un cargo, especialmente en Estados Unidos, que es una nación totalmente polarizada. Mira lo que le pasó a Hillary (Clinton), y ella ha vivido y respirado política de alto octanaje desde la universidad.

En esta categoría

Ver Más
¡No botes el restante del café! | Exfoliante para piel
Ver Más