- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
19 marzo, 2020
Entre las personas que la conocen personalmente, la reina Isabel a menudo se describe como una persona trabajadora y activa. Entonces, cuando se dirigió al Castillo de Windsor una semana antes de lo planeado debido a las preocupaciones sobre el nuevo coronavirus, no había duda de que pudiera mantener este estilo de vida.
El jueves pasado, la reina fue fotografiada en el asiento trasero de su automóvil cuando salía del castillo de Windsor con un suéter y un chaleco azul marino. Sus dos queridos dorgis estaban sentados en su regazo. Más tarde, el palacio anunció que el Príncipe Felipe se había unido a ella en el castillo. Voló desde Sandringham Estate en un helicóptero en un viaje que fue planeado previamente por ambos. Se tiene confirmado que desde ese castillo la reina continuará recibiendo sus documentos gubernamentales diarios e incluso cuando sus ayudantes comiencen a teletrabajar ella estará al tanto de todos. 

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Alex Erazo de Club Rotario
Ver Más