- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
18 junio, 2020

Cultivar nuestros propios vegetales en casa y llevar a la mesa los frutos frescos de las plantas que hemos cuidado durante meses es una experiencia única e inigualable.

Hoy te proponemos un proyecto que podrás compartir con toda la familia, que te dará grandes satisfacciones y aportará alegría y color al espacio que dispongas  para tu propio huerto urbano.

Lo primero: Definir el espacio. Esto es sumamente importante, ya que determinará en gran medida el éxito o el fracaso de nuestro proyecto. Para ello debes tener en cuenta algunas consideraciones como ser: Un lugar que cuente con luz natural el máximo de horas posibles al día, no hace falta que sea luz directa, pero sí que reciba la cantidad suficiente para alimentar las plantas que crezcan en él. Es importante que el suelo cuente con un buen sistema de drenaje y que canalice el agua sobrante hacia un desagüe o salida de agua. Hay que tomar en cuenta que el espacio que ocupará el huerto se ensuciará con facilidad por la tierra, trasplantes, podas y riego.

En función del espacio del que dispongas, puedes montar dos tipos de huerto:

  • Horizontal: con maceteras colocadas una al lado de otra, como si se tratara de plantas ornamentales o flores.
  • Vertical: en distintos pisos. Esta modalidad de huerto, además de ahorrar espacio, te permitirá trabajar con mayor comodidad.

 

Huerto con materiales reciclados; Algunas ideas para que montes tu huerto sobre soportes construidos con materiales reciclados: Cajones, palets y armarios viejos, rotos o en desuso también pueden servir de plataforma para construir un huerto urbano vertical

También puedes construir maceteras con garrafas y botellas de plástico vacías. Si son alargadas, se pueden romper horizontalmente para sacarles mayor provecho.

Pallets: Con los palets podemos realizar una gran variedad de creaciones, desde las que van apoyadas al suelo, hasta de manera vertical, colocadas en la pared.

Materia prima: La tierra que más le conviene a nuestro huerto urbano  es la que encuentras en cualquier campo labrado. Si tiene mucha  arena o arcilla, hay que mezclarla con sustrato para plantas, que lo venden en cualquier vivero.

Verduras: Lechuga, espinaca, cebolla, cebollín, tomate, rábanos y zanahorias, son algunos de los vegetales que puedes cultivar en casa, con dedicación y esmero. Te servirá como relajante y apoyará tu economía.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Dr. José Salgado
Ver Más