- GALERÍA DE FOTOS -

Utilizar secadoras o planchas y no proteger el cabello contra el sol son los errores comunes que evitan el crecimiento. Por otro lado, no solo esto afecta, muchas veces el poco crecimiento del cabello tiene que ver con hábitos en nuestra vida cotidiana. Es por esto, que te dejamos algunos de ellos para que los puedas evitar y así mejorar el crecimiento de tu cabello.

Envolver el pelo con la toalla después del baño

Hay que evitar dejar la toalla en la cabeza por más de 15 minutos, ya que lo que esto provoca es que el cabello sea más sensible al quiebre. Lo indicado es salir del baño, presionar de manera suave los mechones y luego dejar secar al aire libre.

No utilizar acondicionador o mascarillas

El acondicionador ayuda a desenredar el pelo y no solo a esto, si no se utiliza frecuentemente el cabello se fractura y se cae, lo que provoca que el crecimiento se detenga. Las mascarillas, por otro lado, ayudan a nutrirlo, darle brillo e hidratarlo, en especial cuando ha sido sometido a algún tinte.

No comer bien

Lo esencial es mantener una dieta rica en proteínas. Alimentos como el salmón, huevo, carne magra, espinacas, frutos secos y cítricos son fundamentales, además de tomar 8 vasos de agua al día.

No descansar suficiente

Dormir menos de 7 horas al día no es suficiente para que el organismo transporte los nutrientes, el oxígeno y la sangre a las raíces capilares.

Cepillar mal el cabello

Un peine con fibras juntas quiebra el pelo al desenredarlo. Lo recomendado es aplicar una crema para peinar, de cerdas gruesas y cepillar de medios a puntas y por último las raíces.

En esta categoría