- GALERÍA DE FOTOS -

El maquillaje natural es el que todas buscamos para toda ocasión. Sin importar que seas invitada a una boda o incluso que seas la novia. La idea es que puedas resaltar de la mejor manera tu rostro con un maquillaje natural. La combinación de una piel luminosa, una mirada limpia y unos labios gruesos es perfecta. En este caso, debemos olvidarnos de los colores excesivos, delineados marcados y las bases excesivamente cubrientes.

Por eso te ayudaremos a conseguir este look tan necesario. Lo primero y más importante es ser cuidadosa de tu piel. Te recomendamos una rutina 360 de limpieza, exfoliación e hidratación. Comienza por lo menos una semana antes de que decidas implementar este maquillaje en tu diario vivir.

Seguido, debes de elegir una base natural que cubra pero no acartone el cutis. Puedes optar por una de cobertura media e ir incorporando mayor cantidad solo en las zonas de imperfecciones.

Lo que logra el efecto deseado sin duda, es en la tonalidad de sombras y bronceadores. Es clave la aplicación de los siguientes productos. Aplica el bronceador, el blush y el iluminador de manera que los tres se fusionen sin cortes marcados. Existen paletas con tonos cálidos que se fusionan a la perfección, lo que debes hacer es buscar los colores adecuados para tu tono de piel. Tras aplicar los tres tipos de polvos, mézclalos con una brocha de pelo largo y suave para que se unan y el resultado sea más natural.

La máscara de pestañas es uno de los protagonistas de este look. Al incluir unas sombras sencillas de tonos sutiles, las pestañas serán las encargadas de potenciar tu mirada. Utiliza una máscara que alargen y den volumen al instante. Cuando estés aplicándola, realiza movimientos en zig zag para que las pestañas queden separadas y sin grumos.

Y para finalizar tu look, el labial debe de ser en tono nude o rosado. Recurre al brillo como truco para deslumbrar. Delinea tus labios con un lapiz nude para que aguante todavía más y parezcan más voluminosos.

Look final:

En esta categoría