- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
24 junio, 2020

«Nunca tocamos el bolso». Eso fue lo que un miembro del servicio de  Isabel ll le dijo a Capricia Penavic Marshall, quien fuera jefa de protocolo durante el gobierno de Obama.

Una de las anécdotas que ella cuenta en su libro “Protocol: The Power of Diplomacy and How to Make It Work for You” (‘Protocolo: El poder de la diplomacia y cómo hacer que funcione para ti’) es aquel vergonzoso momento cuando se adelantó para ayudar a la reina de Inglaterra con su bolso, durante la visita del presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama  al palacio de Buckingham en 2011.

Así que cuando la reina, de 94 años, estaba a punto de salir al césped del palacio para la ceremonia de llegada de los Obama, la jefa de protocolo realizó un pequeño avance hacia ella.

«Mientras Su Majestad salía, le hice un comentario a mi homólogo inglés. Dije: ‘Oh, Dios mío, Su Majestad tiene un bolso’, luego hice un ligero movimiento con mi pie izquierdo hacia ella», recuerda Marshall, de 56 años, «Él, con ambas manos, me empujó contra la pared y me dijo: ‘No toques el bolso’, y yo contesté: “’Oh, Dios mío, lo siento mucho”, asegura Marshall. «Me dijo: ‘Nunca tocamos el bolso’. Y yo dije: ‘Está bien, me disculpo. No lo volveré a hacer. Pero ¿sabemos lo que hay en el bolso?’ Y él me respondió: ‘No sabemos lo que hay en el bolso. Pero nunca tocamos el bolso».

La experta en el arte diplomático de la etiqueta cree que la reina «quizás usa su bolso como una señal. Si lo lleva en cierta parte del brazo, significa que la reunión va bien, quiere que la dejen en paz. Pero si lo baja, significa: ‘Terminemos con esto ya’. Se ha especulado que en el bolso guarda un móvil para poder hablar con sus nietos, lo que me parece absolutamente adorable».

En esta categoría

Ver Más
SENIORS 2020 Best Moments | AST ALP LES
Ver Más