- GALERÍA DE FOTOS -

Preservar tu peinado mientras tratas de mantenerte en forma puede ser un desafío. Estos consejos de expertos te ayudarán a evitar que el sudor arruine tu imagen mientras haces ejercicio.

1. Elije tu peinado basado en tu entrenamiento

Según el workout que hagas puedes elegir tu peinado. Te damos algunas ideas para que cambies tu look en el gimnasio. Si practicas pilates o yoga, debes de alejar el cabello de tu cara, un moño alto es la mejor elección. Si haces cardio, una cola alta con una diadema para evitar que cualquier pelito suelto no se meta en tu camino. Para crossfit las trenzas son ideales, ya que mantienen el cabello compacto y no causan nudos al momento de soltártelo.

2. Reinicia tu estilo

Antes de tu entrenamiento, rocía un poco de acondicionador en seco. Luego, después de tu entrenamiento, usa el secador de pelo para refrescar tu cabello. La mayoría de los acondicionadores en seco se reactivan con calor. Esta opción es perfecta si vas al gimnasio antes de ir al trabajo.

3. Tu cabello en moño

Aplica ligeramente un poco de humectante a tu cabello. Enrolla tu cabello en un moño y asegúralo con alfileres o elásticos. Una vez te lo quites, tendrás una gran textura después de tu entrenamiento.

4. Elije las mejores headbands para tu entrenamiento

Compra una diadema hecha de tela que absorba la humedad. Bondi Band o Nike son buenos: son todos elásticos, transpirables y están diseñados para mantener la cabeza fresca y seca.

5. Evita gorras o viceras

Pueden mantener tu cabello fuera de tu cara, pero una gorra crea calor en el cuero cabelludo, lo que resulta en una mayor cantidad de sudor.

6. Manten tus manos lejos de tu cabello

Tocar tu cabello con las manos durante un entrenamiento en realidad estimula la producción de aceite en el cuero cabelludo, por lo que es mejor mantener tu cabello recogido o recogido hacia atrás para no estar arreglando constantemente tu cabello.

7. Mantener tu cabello sucio no esta mal

El cabello luce y se ve mejor cuando está un poco sucio, por eso, después del gimnasio, dúchate y humedécelo con un poco de acondicionador, pero no con champú. Una vez a la semana, usa un champú “limpieza profunda” para eliminar la suciedad, el aceite y la acumulación de productos.

RECUERDA

Cuando termines de hacer ejercicio, suéltate el pelo y arrójalo para que puedas esparcir la humedad con tus dedos y lograr una apariencia playera. En términos de mantener el estilo post-entrenamiento simple y rápido, manten un kit de emergencia para el cabello en tu bolsa de ejercicio con colas, ganchos, un secador de viaje, mini plancha y spray para el cabello si crees necesitarlo.

En esta categoría