- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
14 septiembre, 2020

No es necesario tener pesas o elásticos para realizar estos ejercicios, ya que unas latas de frijoles o bolsas de arroz te pueden servir.

Por lo general se pueden hacer en un mismo sitio y no te harán sudar tanto como los ejercicios de trabajo cardiovascular, pero definitivamente mejorarán tu estado de ánimo y contribuirá a tu salud.

 Hacer de manera regular una rutina de este tipo de ejercicio mejorará la flexibilidad del cuerpo, ayuda a prevenir lesiones, reduce el dolor de las articulaciones, además de incrementar la movilidad de las personas.

 Flexiones. Coloca tus manos en el suelo en línea recta con tus hombros. Estira tus piernas completamente hacia atrás hasta formar una línea recta con tu espalda. Extiende tus brazos y luego dobla tus codos bajando tu cuerpo hasta dejarlo a unos cinco centímetros del suelo. Si encuentras que es muy difícil, puedes descansar tus rodillas en el suelo. 12 repeticiones

Tríceps. Siéntate en el suelo con tus piernas hacia adelante. Coloca tus manos en el suelo, dobla las rodillas y levanta la cadera del suelo. Dobla los codos para bajar el cuerpo y luego extiende los brazos. 12 repeticiones.

Bíceps Agarra un objeto con algo de peso con una mano. De pie, extiende el brazo hacia abajo y en un solo movimiento sube la mano doblando el codo. Haz el mismo movimiento unas 20 veces por cada brazo.

Hombros Con el mismo objeto en la mano y el brazo extendido levántalo hacia adelante hasta ubicarlo por encima de tu cabeza. 12 repeticiones. Este movimiento se alterna con otro lateral en el que se colocan los brazos al costado y se elevan hasta la altura de los hombros.

Piernas Para los trabajos de las piernas se utilizan las sentadillas explicadas anteriormente y el lunge (zancadas, desplantes, elongación). Este último se basa en colocar una pierna un paso por delante de la otra y partir de allí ir doblando las rodillas hasta alcanzar casi un ángulo recto en ambas piernas. Se mantiene el peso en los talones. Se recupera la posición inicial y se alterna las posiciones de las piernas.

Abdominales Con la parte baja de la espalda en contacto con el suelo, las rodillas dobladas y las manos detrás de las orejas impulsa tus hombros hacia arriba por unos siete centímetros. Luego baja y repite el movimiento unas 15 veces. No hagas presión sobre el cuello ni lo dobles.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Dr. José Salgado
Ver Más