- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
18 junio, 2020

La fortaleza mental es un grado; pero ser inteligente lo es más. Inteligencia emocional, claro. Esa que se puede practicar hasta que llegue un punto que pueda ayudarnos a reducir el estrés en cualquier momento por crítica que sea la situación.

Es por ello que debemos centrarnos en una serie de actividades para el manejo del estrés de cara a que la producción de endorfinas equilibren nuestro estado emocional y permitan a nuestro cuerpo descansar con el relajamiento muscular que nos brinda y esa sensación liberadora.

Ejercicio físico: Realizar ejercicio aeróbico no solo nos mantiene en forma, sino que es una manera efectiva de liberar la presión y la ansiedad que nos provoca el estrés.

Es a partir de los primeros 5 minutos de cardio en los que comenzaremos a notar los beneficios de haber comenzado a correr o a nadar. También se aplica a otras rutinas, como el boxeo, montar en bicicleta .

Ejercicios de respiración: Centrarse en la técnica de respiración es fundamental. Esto lo conseguiremos respirando profundamente. Para ello, practicar ejercicios de Yoga y de Pilates nos ayudarán. Además, al poderse practicar en casa y ser rutinas que nos hacen ganar fuerza de dentro afuera con movimientos poco invasivos nos permitirá alejar el estrés.

 

 

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Alex Erazo de Club Rotario
Ver Más