- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
5 junio, 2020

Tradicionalmente se cree que eliminando o bajando la cantidad de carbohidratos diarios vamos a bajar más de peso o llegaremos a reducir algunos kilos más rápido. No obstante, los carbohidratos son la gasolina con la que funciona todo nuestro organismo, por lo que limitar su suministro o anularlo lleva al cuerpo a funcionar con otros mecanismos menos fisiológicos para poder sobrevivir.

Los carbohidratos proporcionan:

Energía: Los carbohidratos son energía y ésta es “el principal combustible del sistema nervioso central y de los músculos. Nos ayuda a pensar con claridad y rapidez y a mantener un buen tono muscular”. No comer suficientes carbohidratos obliga a tu cuerpo a producir glucosa de otros tejidos corporales, principalmente musculares.

Fibra: La fibra ayuda a desechar lo que el cuerpo no necesita, facilita el tránsito intestinal  “Esto evita la inflamación intestinal y nos permite un vientre más plano”.

Alegría: Los carbohidratos mejoran los niveles de serotonina que es el neurotransmisor encargado de ponernos de buenas. Eso sí, “no debemos confundirnos con el sugar-rush, que es cuando comemos mucha azúcar y nuestro cerebro se intoxica”.

Corazón sano: Los fitonutrientes, químicos contenidos en algunos carbohidratos, son cardioprotectores, mientras que la fibra reduce la posibilidad de diabetes, cáncer y problemas cardíacos.

Cintura: Los granos enteros ayudan a reducir la grasa abdominal al evitar la sobre alimentación. “A veces comemos de más porque no nos sentimos satisfechos, los carbohidratos con alto contenido en fibra combinados con agua de la propia comida o la que bebemos, nos permite sentirnos satisfechos y comemos menos cantidad”.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Alex Erazo de Club Rotario
Ver Más