En el procesador combina:

La pulpa de dos aguacates mexicanos pequeños, una lata grande de garbanzos escurridos, una cucharada del líquido de la lata de los garbanzos, 2 dientes de ajo medianos, jugo de un limón persa grande, ½ taza de aceite de oliva extra virgen, una cucharadita de sal, pimienta al gusto y un chorrito de aceite de ajonjolí (opcional). Procesa hasta tener una consistencia bastante cremosa, si necesita más líquido agrega poco a poco más aceite de oliva. Decora con semillas de ajonjolí tostadas.