Nadina y Elynora: Nos presentan MAJA

Nadina y Elynora: Nos presentan MAJA

Fotografía: Saúl Larios

Styling: Aldo Marcucci

Piezas selectas: MAJA

Hair & Makeup: Katina’s Beauty Salon

Textos: Alejandra Paredes Lardizábal

 

MAJA despliega más que moda, es una actitud de libertad y rebeldía, que reviste de personalidad y define a su marca. En cada pieza (y en cada post) MAJA declara, propone, anuncia. Porque si algo define a Elynora y Nadina, es precisamente esta actitud.  Entre desafiantes y trendy, las piezas de MAJA expresan y declaran algo directa o sutilmente, según el caso. Platicando con ellas a un nivel muy personal, descubrimos que inconsciente o deliberadamente quizá, MAJA es una extensión de ellas mismas. Como debe ser en la moda.

MAJA Designs

Jackets de cuero o denim firmadas con sus nombres, chalecos de fatiga militar con aplicaciones de flores, billeteras de cuero finísimo con abejitas, camisetas con estrellas, y coronas. MAJA comenzó ofreciendo piezas únicas, de alta calidad, diseñadas para impactar. Los productos fueron un éxito desde el principio, con la respuesta de sus amigas y quienes las detenían en la calle en ciudades como Miami y Milán les dieron el ok para lanzarse. La iniciativa nace de la amistad entre las creadoras y una mutua admiración que la impulsó a ofrecer prendas distintas, cargadas de actitud.  

   

Nos encontramos en un café, donde buscamos una mesa privada. Las fotos de portada habían sido hechas días antes y ahora me tocaba conocerlas juntas.  Solté la palabra “edgy” (que resume mi primera impresión, un concepto difícil de traducir al español),  lo que inmediatamente rompió el hielo y  soltamos a conversar. 

Hablamos de todo, como suelo hacerlo, una especie de ensalada de temas y conceptos que grabo para escuchar y volver a hacerlo, captando en sus voces su esencia original. Me contaron de sus carreras, con visos aquí y allá de sus vidas personales. Poco a poco se fueron revelando tal como son y así, llegué la raíz bajo los conceptos que despliega MAJA.

MAJA se anuncia online, y más que un negocio, parece un hobby lucrativo, ya que ambas trabajan activamente en las empresas de sus familias. Las fotos de Saúl Larios capturan su visión del mundo, una declaración de libertad, una forma de expresarse, como buenas fashionistas que son.

Diseñadas por Elynora y fabricadas en New York, las piezas son después intervenidas con aplicaciones diversas en las que también colabora Nadina. Cada pieza es diferente, algunas son personalizadas, aderezadas con detalles especiales y únicos, y la idea es que se conviertan en piezas atesoradas por sus clientas. MAJA es una marca exclusiva, desplegada en redes sociales.  Su atención al detalle, uso inteligente del color y marcados contrastes ofrecen precisamente eso: un efecto radical, diferente, muy fashion.

Muy pronto presentarán una nueva línea, dirigida a un mercado de mujeres mayores, pero siempre modernas. La iniciativa nació a fines del 2016, y desde entonces ha evolucionado mediante promociones en las redes sociales.  

Pero repasemos brevemente a las creadoras de la innovadora propuesta.

Conozcamos a Elynora

Elynora de entrada, nos pareció más que guapa, bastante segura y dueña de sí misma. Se nota una mujer estructurada, en gestos, ademanes y conversación, incluso un tanto seria. Nació en Tegucigalpa, su madre Elynora García de Núñez es capitalina y su padre Roberto Núñez es de La Ceiba, donde su familia tiene negocios inmobiliarios. Toda su vida Elynora ha vivido aquí en Tegucigalpa aunque naturalmente viaja mucho a la costa norte y fuera del país.

 

En nuestro habitual recorrido por su infancia, nos cuenta que creció encantada con la elegancia de su madre, cuyo buen gusto para vestirse, siempre impecable, despertó su pasión por el diseño de modas. Al principio no abordó la moda como un potencial negocio, más bien como una afición que compartía con amigas y amigos, entre ellos su actual socia Nadina Agurcia. Elynora viene de una familia desarrolladora  de proyectos inmobiliarios y hoteleros, lo que la inclinó a estudiar algo relacionado al tema. Tras graduarse  de la Elvel School de Tegucigalpa, viajó a España, donde estudió hotelería y turismo en el Hotel Escuela Tres Cantos, en Madrid. En Europa vivió “los tres años más felices de su vida”, viajando, haciendo amigos, encantada disfrutando de la gente y la comida española.

De regreso a Honduras, se volcó de lleno a apoyar el negocio familiar, el primer hotel todo incluido fundado en el país. Se instaló en La Ceiba, donde le tocó trabajar duro, comenzando desde abajo, en todos los departamentos del hotel. Su madre, estricta y disciplinada, la sometió a un régimen de aprendizaje que la terminó de formar como una mujer organizada. Dos años después, Elynora viaja a San Pedro Sula, donde abre una oficina para el hotel, y permanece allá un tiempo. Eventualmente regresó a Tegucigalpa, donde se están llevando a cabo otro tipo desarrollos inmobiliarios. También hizo una carrera de administración de empresas con enfoque a hotelería y turismo en UNITEC, e hizo su primer intento por incursionar en la moda, presentando con su amiga Alejandra Córdoba en el primer Fashion Week Honduras una colección llamada Lala y Mikito,  muy aplaudida. “Fue allí donde yo me di cuenta que esto es lo que a mí me gusta, esto es lo que yo quiero”. Entonces decide lanzarse a estudiar diseño en Parsons The New School for Design donde estudió Women’s Wear.

Al terminar, logró calificar para importantes internships en casas de moda: Trabajó en el célebre taller de Oscar de la Renta, luego en Edun y Cushnie Et Ochs, concluyendo en el Estudio Anthony Vallon, especializado en la elaboración de patrones para pasarelas neoyorkinas. “Fue mi mejor internship, es mi gran amigo”, revela, “ellos hacen patrones para diseñadores nuevos”. Forjó una amistad con Vallon, así como excelentes contactos en la gran manzana, que conserva hasta la fecha.

De regreso de Estados Unidos, Elynora se integró a varias iniciativas artísticas que ocurren en Honduras, primero colaborando con su amiga Andrea Gutiérrez en HTW Productions, elaborando mood boards para sus producciones en cine y publicidad. Poco después se integró al equipo que trabajó en la producción del corto cinematográfico “Todos Bailaban” dirigido por el joven director Jurek Jablonicki, elegido y mostrado en el Festival de Cannes Francia, todo un orgullo para Honduras y para todos los que participaron en la cinta.

Paralelamente, Elynora ha seguido trabajando en la empresa de su familia, emprendiendo además de MAJA, su propia empresa LOTUS, dedicada a la producción de uniformes para médicos “es una empresa que acaba de abrir, solo tiene un mes de operación en el mercado”. Se dedica al diseño y distribución de uniformes y gabachas para cualquier área del mercado de la salud, especialmente médicos. “Los uniformes están  diseñados por mí  fabricados en Managua bajo los detalles y supervisión mía y la tela es especial, elaborada en Estados Unidos con tecnología certificada en anti-fluidos y anti-bacterial. Es un producto premium pero a la vez accesible”, comenta.

Durante toda la entrevista, adivinamos en Elynora la marca de una mujer moderna, inteligente, y emprendedora, quien cedía la palabra e interactuaba fluidamente con su amiga y socia, Nadina Agurcia.

Nadina

Nadina ya es una amiga consentida de la revista CROMOS, figura recurrente en la escena de la moda local y lo que en Estados Unidos se conoce como una “mover and shaker”, siempre participando en nuevas propuestas. Hicimos una portada a principios de 2014 con ella, en ocasión al lanzamiento de la marca de D’Sol, línea de lentes de sol de marcas renombradas que distribuye su empresa familiar, Óptica Popular, fundada en San Pedro Sula, ciudad de su familia materna.  Trabaja ocho horas diarias en D’Sol, acompañando (nos encantó esto) a las mujeres de su familia: su madre, tía y primas, ya que los hombres no trabajan en la Óptica Popular. Aquella portada fue un éxito total, las fotos retrataron una explosión de colores, alegría y creatividad, para enmarcar las fabulosas marcas de lentes que representa. Allí se nos reveló como mujer independiente, gran lectora y con una personalidad  original, sobre todo en materia de moda. Para resumir su historia, nació y creció en Tegucigalpa, partió a Estados Unidos a estudiar Administración de Empresas en Loyola, en Nueva Orleans, cuya tradición, personalidad e historia le fascinaron, a pesar de haber experimentado en carne propia, durante sus años de estudio, el paso del huracán Katrina, algo que la marcó mucho en su momento. Nadina también es muy atlética y deportista, corredora de maratones a nivel local, disciplina que practica  desde hace más de 7 años. Otro de sus rasgos es que es “true to herself” una persona que actúa según su propio criterio, algo que sin duda tiene en común con Elynora.

Poco después de aquella primera portada Nadina se casó con el empresario Jacobo Hernández, anfitrión del exitoso programa radial RadioHouse, que se transmite desde su concurrido sportsbar. El empresario, hermano de la blogger Atenas Hernández merece mención especial, ya que es otro personaje muy dinámico en nuestra actualidad tegucigalpense, un tipo lleno de energía y actitud positiva contagiosa.

El año pasado, a principios de 2016, Nadina regresó a la portada de CROMOS, esta vez junto a Angella Andonie y un grupo de bloggers, poco después de lanzar el A-Blog Style, en una portada en que analizamos más que a los exponentes, el blog, un nuevo medio de expresión, muy en boga hasta la fecha. Durante nuestra plática Nadina nos explicó que a nivel muy personal no le cuadró mucho el tema de trabajar en el blog ya que le cortaba la independencia, ya que también pronto debió dedicarse a la pequeña Lara, su primogénita, a su negocio y por supuesto, a su nuevo hogar. De esta nueva etapa de su vida nos compartió que ha desarrollado un gusto muy marcado por la decoración de interiores, que descubrió durante la remodelación de su casa.

A pesar de figurar tanto en CROMOS, reiteramos que Nadina sigue siendo hasta el momento muy privada, entendiendo muy bien cuales sí y cuales no son los eventos y ángulos de su vida que gusta desplegar en los medios de comunicación. Por ejemplo, su boda recibió, a insistencia suya, ninguna cobertura mediática, algo que rápidamente le hemos perdonado ya que siempre está dispuesta a contarnos cuáles son sus planes presentes en el tema que realmente tenemos en común: el amor a la moda.  

Desde hacía mucho tiempo ella y Elynora se habían propuesto “hacer algo juntas”, y la oportunidad surge cuando comienzan a experimentar nuevos diseños con chaquetas y aplicaciones en MAJA. Es realmente extraordinario (y esto como comentario nuestro) que ellas se hayan anticipado a la tendencia, de manera que cuando llevaron sus propias creaciones fuera del país, a Estados Unidos y Europa, éstas fueron recibidas como novedades, prendas muy “in”. Esto nos lleva a concluir que tienen auténtica visión, y es el sueño de toda marca que se respete.

Finalizamos mencionando lo agradable que fue sentarnos a conversar con ambas, conocer de cerca sus planes, y ver cómo se va consolidando en nuestra sociedad el protagonismo de sus propuestas de moda. Ésta es una iniciativa más que demuestra también que el proceso de empoderamiento de la mujer hondureña es un hecho palpable, que vamos encontrando una y otra vez en compatriotas como ellas. Seguiremos a MAJA en nuestras redes sociales, ténganlo por seguro.

 

Comparte este artículo:

Nadina y Elynora: Nos presentan MAJA Comparte en Facebook Comparte en Twitter Bookmark on Delicious Digg This! Reddit Subscribete a nuestra RSS

Leave a reply

*

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

www.CROMOS.hn Website by