Producción: Mariandrea Casco

Fotografía: Saúl Larios

Styling: Aldo Marcucci

Vestuario: Zara

Joyas: Sofía Sofía

Hair & Makeup: Katina’s Beauty Salon

Textos: Alejandra Paredes Lardizábal

Nos encontramos con Stefania y el equipo de CROMOS en un café muy hip, uno de los sitios de moda de Tegucigalpa. Guapa, con un aire internacional que la define y destaca entre las mujeres de alto perfil en nuestro país, su energía positiva se envuelve en una paz muy difícil de lograr, que la hace muy elegante. Impecable, ordenada y perfeccionista hasta en la última palabra que pronuncia, tenemos aquí a una mujer bien trabajada por dentro y fuera, de imagen impecable.

Para nuestra segunda entrevista, nos vimos en el mismo café. Llegó con ropa de gimnasia, sin una gota de maquillaje, igual de espléndida. Su figura, piel y cabello  perfectamente en su sitio, como corresponde a una persona que dedica su vida a ayudar a otras personas a lucir, y a sentirse lo mejor posible. La incursión de Stefania en el terreno de la consultoría de imagen viene desde tiempo atrás, y nos complace mucho compartir y escuchar una filosofía de vida que se resume en una actitud positiva, vida sana, un alto sentido del deber y una espiritualidad integrada en una persona que practica lo que predica.

2

Inicios

La recordamos desde que era niña, una chiquita inquieta, curiosa y sonriente. Hija de familias italianas radicadas en Honduras, su personalidad es un eco de la educación de sus padres, una pareja muy querida, don Luciano y doña Magda Cesi. Alegres, espontáneos, genuinos, los  Cesi fundaron un hogar impregnado de alegría, nobleza y un calor humano que Stefanía refleja en su trato con los demás.

Como buenos italianos, los Cesi siempre le dieron prioridad a la familia. Cada verano viajaban a Italia, visitando también otros países que ampliaron la visión del mundo que tenían sus hijos, sobre todo la pequeña Stefania, una niña despierta y alerta a cuanto la rodeaba. La influencia de su familia en el cuidado de su salud y las que veía en las calles de Roma, tan elegantes, y llenas de actitud,  le pintaron un mundo de cosas bellas, que sus ojos inquietos observaban y registraban.  Stefania confiesa haber sido un poco rebelde desde siempre, extremadamente sensible a la estética, a su entorno y a sí misma. Desde chiquitita siempre supo la ropa que le gustaba usar, e incluso les recomendaba a su madre y hermana qué ropa ponerse y cómo arreglarse. Recuerda cuando en un viaje a París, ella  tendría unos doce años, y le gustó tanto un abrigo de piel de conejo que no estuvo tranquila hasta que su madre se lo compró. Desde siempre supo lo que le gustaba.

Stefania cultiva en su infancia también un profundo amor al aire libre. Ya sea jugando tenis, acompañando a su padre a las carreras de auto, o caminando por la playa, frente al mar, o por las callecitas empedradas de Roma, siempre disfrutó el respirar aire puro y la libertad de los espacios abiertos. La sofisticación de la bella Italia se combina en ella con la vida tranquila en la Tegucigalpa, donde culminó sus estudios básicos en excelentes escuelas locales, que sentaron sus bases en el aprendizaje de inglés y francés, además del italiano y español que aprendió en casa. En sus idas y venidas por la ciudad natal de su padre, sus veranos en  el puerto de Civitavecchia de donde es la familia Cesi, caminatas y compras por las calles de Europa llenaron sus sentidos de cosas bellas, y con ellas, en general, de una actitud alegre ante la vida, que ha perfeccionado mediante un cuidadoso esmero con su propia persona, un aprendizaje constante y una actitud de permanente curiosidad y deseo de superación. Definitivamente, fueron sus viajes a Italia, y por todo Europa lo que sembraron su amor por la estética. Por ejemplo, su voz refleja asombro al describir sus primeras caminatas por calles como Via Frattina o Via Condotti: “Me daba un factor wow ver los escaparates, la moda italiana tuvo un fuerte impacto en mi vida, ver mujeres tan elegantes, me enamoraron de la ropa, las combinaciones que hacían con los accesorios, los peinados y una actitud siempre alegre y positiva ante la vida, donde todo es bonito”.  Me enamoré también de la vida sana, ya que en mi casa siempre se sirvió comida mediterránea a base de aceite de oliva, agua, vegetales, todo esto me impactó desde temprano”.

9

Evolución

Stefania es una persona que vivió en muchos lugares y por lo tanto su educación, más que en los libros, la obtuvo también de las experiencias, absorbiendo costumbres, aprendiendo de estilos de vida nuevos y respirando culturas distintas. Al salir de secundaria, cursa estudios universitarios en Ciencias Políticas, realizado en la Universidad de Carleton en Ottawa, complementado después por Economía,  base importante para todo lo que vendría después. Canadá le impactó de muchas formas, sobre todo por el estilo de vida de sus habitantes. Recuerda la felicidad y libertad que sentía al pedalear en su bicicleta para comprar frutas, vegetales y carnes blancas frescas en el Fresh Market de los sábados o domingos en esa ciudad. Se integró con suma naturalidad a aquella sociedad de “gente bonita, que nunca estaban quietos, a pesar del frío”.  De este país también le impactó Montreal: era una mini New York, la gente súper de moda, me sorprendió como la gente era de sana, hacían deportes de nieve y jamás descansaban”. También pasó largas temporadas en Europa, primero en Holanda sacando un posgrado, y luego España, antes de regresar a Honduras  a integrarse al Grupo Financiero Ficohsa.  Con ellos aprendió mucho de  la perspectiva fuerte que tiene esta empresa bancaria en materia de imagen, comenzando en la rama de comunicaciones y organización de eventos. Poco después se integró a la rama de bienes raíces del grupo, asociada a Coldwell Banker Real Estate, donde trabajó varios años, aprendiendo mucho del profesionalismo de esta institución en materia de imagen de marca. De hecho, persevera en el ramo de los bienes raíces hasta la fecha. “Aprendí mucho acerca del branding, de cómo tu nombre puede ser una fortaleza, detrás del cual debe existir una estructura que debes saber vender bien. Allí conocí también a muchas personas increíbles, interesantes, una de las cuales incluso es socia mía en Consultree”, revela.

3

 “Todo lo que aprendes en la vida es lo que te forja. Es importante que estés al día, leyendo, sacando cursos, innovándose. Por eso se llama moda, porque nace de la necesidad de nosotros de superarnos”, aporta, “en nuestra necesidad como sociedad de renovarnos, porque si no te quedas atrás.

El amor de toda una vida por la moda y la belleza se une a estas experiencias y llega un momento en que decide certificarse en compras profesionales edición de closet, wardrobe styling y asesoría de imagen personal para hombres y mujeres en varias importantes ciudades del primer mundo.

Pronto fundaría Stefania Cesi Image Consulting, ofreciendo servicios de consultoría de imagen para  personas y empresas privadas, con un éxito increíble en Honduras, El Salvador, Miami, Boston y Panamá. La actitud positiva de Stefania ante la vida y hacia sí misma se ve reflejada, finalmente en el nuevo camino que emprendió con estas iniciativas, que van mucho más allá de recomendar tendencias en la moda: se trata de brindar asesorías para que las personas sean coherentes con lo que piensan dicen y hacen.  En el caso de las empresas colabora a fortalecer su marca personal mediante cursos motivacionales.

Al referirse a algunos de sus secretos para ser y sentirse bien, expresa: “En este momento estoy tratando de dar al prójimo lo más posible como una estrategia para ser feliz. Uno debe ser respetuoso de cada persona, cada quien tiene opinión, sin necesidad de expresarla, sino más bien de forma estratégica. Al relacionarme con los demás, trato de ser clara, pulcra con mis palabras, con inteligencia emocional”.

Al referirse a lo que vive en sus capacitaciones, expresa que es preciso trabajar en nuestra actitud negativa ante la vida, tratar de trabajar en equipo, no quejarnos ni ser conformistas. “Es preciso comenzar por amarse a uno mismo, y sembrar la compasión hacia los demás, aprender a vivir la vida propia sin tratar de imitar al prójimo. “Si yo no puedo amarme, no voy a amar a nadie”, expresa, “igual debemos aprender a ser más compasivos, a sentir alegría, dicha. Ese es un principio hacia la vida”. En cuanto a lo que observa, ella nota que tendemos a ver lo negativo en nosotros mismos a comparar lo que tenemos con lo que tienen los demás. “Es preciso enfocarse en nuestras fortalezas en vez de en las debilidades, ver lo productivo. Debemos enfocarnos en lo que tenemos, sin permitir que ciertos asuntos nos afecten”. Y agrega. “Debemos tratar de que no nos afecte lo que nos pasa, debemos ser amables, diplomáticos, no tomar las cosas personales, tratar a la gente con dulzura, reflexionar”. “Una ley de la vida es que si quiero recibir de la vida, primero debemos estar dispuestos a dar para luego recibir”, concluye en estas reflexiones.

5

Consultree: su nuevo bebé

El camino que hoy emprende con Consultree, su nueva iniciativa, capitaliza la experiencia de toda una vida  en diferentes trabajos, actitudes y aficiones que comenzaron a surgir desde que nació. El cultivo y aprendizaje en materia de nutrición, cuidado personal, branding e imagen lo fue aprendiendo y lo integra a  las capacitaciones que recibe.  “Consultree tiene sede en Estados Unidos, y la represento en la región con dos socias más, Martha Lilian Argüello y Thesla Romero, ambas profesionales expertas en el tema Recursos Humanos. Consultree es un boutique Company que se esmera en el cuidado de las empresas y personas a las que dan consultoría. Es una empresa que cuida, nutre, y brinda innovación al área de recursos humanos prestando especial atención a sus clientes. Con décadas de experiencia operan a nivel regional mediante investigaciones y la creación de estrategias únicas y bien diseñadas. Consultree es líder mundial en gestión de talento, y desarrollo de liderazgo, con el lema “Inspirar, involucrar e integrar”. Nos dedicamos al desarrollo del potencial del desarrollo humano para alcanzar un mayor nivel de conciencia y crecimiento como personas y como profesionales. La figura del árbol está inspirada en afianzar las raíces profundas en la compañía, modelos de negocios multigeneracionales para asegurar sus creencias de negocios que se practiquen a futuro. Se comprometen a proporcionar un conocimiento profundo y estructura de toda la organización a través de programas de consultoría de personalización, organizacionales, estratégicos en el área de liderazgo y talento gobernabilidad transformación de negocios y coaching”. La idea en fin, es la de inspirar un cambio mediante el cultivo de las personas. Buscan inspirar un cambio mediante una visión compartida de aprovechamiento de la energía del cambio  y creación de la cultura empresarial consciente, que ocurre cuando estamos conscientes que los empleados aprenden a pensar como equipo”.

7

Para afianzar todas estas nociones, es preciso cultivar en los gestores del cambio una perspectiva positiva de la vida, que es la especialidad de Stefania. Esta se enfoca en su salud física, emocional y espiritual. “Cuidar la salud física, disfrutar del aire libre, actividad física”, expresa agregando que a esa salud se le debe agregar el componente emocional. “Tratar de cuidar la salud emocional, tratar de instruirse, dejar ir (soltar) muchas cosas. Tratar de ser feliz día  dia, no dejar que ni el estrés ni las cosas cotidianas te absorban, que no sean una carga negativa, tratar de ver el lado positivo de la vida, asumir siempre una actitud positiva”, concluye.

En su caso personal, Stefania da importancia también al componente espiritual de su vida. “Tener presente a Dios, seguir sus enseñanzas, tratar de ser humilde, compasiva, paciente, orar. Ese es mi estilo de vida”, expresa. Y en cuanto al secreto de su excelente salud y belleza revela: “La actividad que realizo diariamente en el cuidado personal en mi salud se basa en una dieta sana. Legumbres, proteínas, bastante agua. El cutis bien hidratado desde el pelo hasta la punta de los dedos de los pies, un hábito que debo agradecer a mi madre que desde chiquita me lo inculcó”.

8

En su vida personal, es preciso acotar la importancia que Stefania da en este momento de su vida a sus padres. “La importancia que le doy a mi familia es primordial. Parte de nuestra vida se forja en lo que nuestros padres nos enseñaron, en el amor que nos regalaron. Siento que darles a ellos ese amor y cariño que ellos nos dieron, tratar de animarlos, sacarlos”, expresa, acotando que no siempre es fácil. “Peleo con ellos para que se cuiden más, aunque a veces tienes que elegir tus batallas. He aprendido a balancear mi vida y mi trabajo, tratar de darme un tiempo para mí, este equilibrio es muy importante. Si te enfocas puedes alcanzar tus metas, pero siempre sin descuidar a tu familia. Es lindo retribuir lo que te dieron y verás que hacerlo forjará tu carácter de mejor manera. Estar  con mis padres y tenerlos vivos es una bendición, yo agradezco a Dios todas estas cosas”, finaliza.