Luis y Anna Lucía Zelaya: De un proyecto de familia a un proyecto de país

Luis y Anna Lucía Zelaya: De un proyecto de familia a un proyecto de país

Fotografía: Saúl Larios

Maquillaje: Katina’s Beauty Salon

Styling: Aldo Marcucci

Textos: Alejandra Paredes L.

Producción: Mariandrea Casco

Llegamos a la residencia Zelaya Acosta una soleada tarde, sintiendo aún curiosidad tras haber sido confirmado apenas cuatro meses atrás que el ex rector de UNITEC  se ha postulado como precandidato a la presidencia de Honduras por el Partido Liberal. La noticia lleva el matiz  de que Luis tiene a su lado a una  destacada profesional y miembro activo de la sociedad capitalina. Anna Lucía Acosta Marchetti de Zelaya es una potencial primera dama preparada, profesional, enfocada y seria, hija y madre de sólidas familias hondureñas.

En casa de Luis y Anna Lucía

Ubicada entre pinares, es una residencia espaciosa y fresca, cuyo diseño de interiores refleja la personalidad de sus habitantes. La familia que han formado Luis y Anna Lucía reside en un espacio que si bien es grande y cómodo, carece de excesos, lujos y pretensiones. De un discreto buen gusto, es ante todo funcional y tradicional en su decorado.

Amablemente, Anna había provisto para nuestro staff una rica selección de boquitas, que dieron un toque festivo a la sesión de fotos,  que transcurrió rápida y eficientemente. Teníamos poco tiempo, pero nos propusimos conocer mejor a Luis, ya que a Anna Lucía la conocíamos desde años atrás, primero desde que era niña, y después para una portada  de CROMOS como presidenta de la Asociación Voces Vitales. Entramos precisamente cuando el staff de portada realizaba la foto en familia. Con sus tres hijos (Lucía, Valentina y Luis Manuel) la familia estaba vestida de rojo y blanco esos colores que tantos grandes líderes y gestores liberales han llevado por décadas, y que identifican a los artífices de muchas de las transformaciones del Estado de Honduras a favor de las grandes mayorías.

Notamos durante las fotos en pareja el amor que une a Luis y Anna Lucía. La pareja se dejó guiar mientras Saúl Larios les tomó fotos, felices y unidos mientras se dejaban captar para la posteridad olvidando un ratito las muchas actividades y preocupaciones que deben atender ahora que están en la carrera por las elecciones internas, a oficiarse el 12 de marzo a nivel nacional.

Los inicios de Luis

Luis Zelaya Medrano ha sorprendido a toda la ciudadanía, en especial al liberalismo a partir de su anuncio por optar por la presidencia de Honduras el 1 de septiembre, tomando por sorpresa a todo un país, y llenando, según muchos, un gran vacío en uno de los dos partidos tradicionales que desde hacía tiempo clamaba por un rostro que le diera esperanzas renovadas.

Luis fue siempre un alumno destacado, hijo de la familia que  formaron Roberto Zelaya Echeverría y Marta Elena Medrano Garay. Su padre fue un hombre honrado y luchador, que dio a sus seis hijos ejemplo de tenacidad y disciplina mediante una carrera forjada en el trabajo duro, que lo llevó a ser gerente de una importante institución bancaria internacional.

Excelente alumno y deportista, Luis realizó estudios de primaria y secundaria en el Instituto San Francisco de Tegucigalpa. Posteriormente viajó a Monterrey, México, a cursar estudios de Ingeniería Industrial y de Sistemas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Reconocida como institución líder en educación en América Latina, su experiencia en el Tec sin duda le preparó para las labores que realizaría al mando de UNITEC, muchos años después.

De regreso en Honduras, Luis entabló contacto y amistad con una respetable familia árabe, quien le encarga la gerencia de producción de su empresa procesadora de madera. Allí Luis dio inicio como ingeniero, mientras se integraba a medio tiempo en el staff docente de la recién fundada Universidad Tecnológica Centroamericana UNITEC, en aquel momento perteneciente a un grupo privado nacional.

Su pasión por la docencia lo llevó a ostentar primero la jefatura de la carrera de ingeniería industrial en UNITEC, y en 2005 la vicerectoría, cuando ésta se integra a Laureate International Universities, la red de universidades privadas más grande del mundo. “En Julio 2005 asumí el liderazgo de UNITEC como Director de Operaciones donde iniciaron los cambios profundos en la institución y a partir del 2008 como Rector”.

Luis ha liderado muchas de las iniciativas que han llevado a esta institución a convertirse en el principal referente de la educación superior privada en Honduras. Conocedor de las necesidades de sus estudiantes, y a la vez de las exigencias  profesionales de una Honduras integrada a un mundo globalizado, Luis fue gestor de muchos de los grandes cambios de UNITEC, entre ellas la creación de CEUTEC, orientada a formar al estudiante adulto trabajador, cuyos programas y horarios se adaptan a las necesidades de este importante grupo demográfico. Otra de las exigencias instituidas por Luis fue la  de exigir a sus estudiantes el dominio del idioma inglés. A la fecha, es con orgullo que Luis expresa que el 90 % de los egresados de CEUTEC encuentra empleo en un mercado laboral cada vez más diversificado y dificil. Para el caso, se instituyeron bajo  su mando varias carreras nuevas, entre las cuales destacan  Ingeniaría Biomédica, Mecatrónica, en Energía, y las más recientes carreras de Gastronomía, Odontología, Diseño de Modas, y nuevas especialidades como Eficiencia Energética y Energías Renovables, Certificado en Orientación Familiar entre muchas otras.

Bajo su mando también se instituyeron reconocimientos al emprendimiento tecnológico (Premio a la Innovación Tecnológica) y emprendimiento social (Premio Yo Emprendo). UNITEC también sobrellevó un cambio radical en la infraestructura física de la universidad, incorporando una política de accesibilidad para personas con necesidades especiales, además de la certificación/acreditación internacional de diferentes carreras. “Promoví el intercambio internacional de estudiantes hondureños en el exterior con programas de doble titulación y viajes académicos, he sido pionero en educación online en Honduras y suscribí un convenio de becas con la OEA para alumnos de Centroamérica y República Dominicana”. De igual manera establecí un programa full online para hondureños fuera de Honduras y como  pionero en educación técnica vocacional en Honduras”, comparte.

La extraordinaria proyección que tuvo Luis como rector de UNITEC  llevaría a varios líderes del Partido Liberal a proponerle unirse a sus filas en años recientes. Al principio a Luis no le parecía la idea, en medio del vertiginoso crecimiento de UNITEC y CEUTEC. Su filiación a organizaciones como el Club Rotario, Consorcio para América Latina y el Caribe de Instituciones de Ingeniería (LACCEI) (de la que fue presidente entre 2008-2009), miembro del Consejo de Educación Superior de Honduras y Asociación de Universidades Privadas de Centroamérica (AUPRICA) y miembro junta directiva de la Cámara de Comercio Hondureño-Americana (AmCham).

Sin embargo, fueron los temas relativos a la injusticia y a los latrocinios que han sufrido nuestras instituciones públicas las que le llevaron a realizar profundas reflexiones, inspiradas en varios casos de alto perfil en material judicial, de salud y educación.

Una serie de afortunadas casualidades le llevaron a acelerar la decisión, y en vista de que Luis tenía programada una comparecencia en “Frente a Frente” cuando el rumor estaba en su apogeo, debió aprovechar la coyuntura para confirmar lo que Renato Álvarez ya había decidido de todos modos preguntarle. Desde entonces todo ha ido muy rápidamente. Luis Zelaya se encuentra laborando duro para conformar sus estructuras, trabajando de cerca con alcaldes y miembros del partido, mientras llega la fecha cero, el domingo 12 marzo cuando se decidirá mediante voto popular el nuevo candidato por el Partido Liberal de Honduras.

Y a su lado, su esposa Anna Lucía.

La gran mujer detrás de Luis es Anna Lucía Acosta Marchetti, respetada amiga de la revista CROMOS desde hace años. En materia académica, Anna Lucía goza de una intensa preparación en instituciones de primer nivel. Tiene dos licenciaturas, Ciencias Políticas y Economía, ambas en Texas A&M, Estados Unidos. Obtuvo sus posgrados en Matrimonio y Familia por la Universidad de Navarra y en Asesoramiento Educativo Familiar del Centro Universitario Villanueva, adscrito a la Universidad Complutense del Madrid, con altas calificaciones.

La conocimos en la labor conjunta con la iniciativa Voces Vitales, y la hemos visto y escuchado en su programa “La Hora de la Familia” en Radio Cadena Voces. En su trayectoria profesional promueve intensamente el reconocimiento y protagonismo de la familia en la sociedad. Es directora  adjunta del Instituto de Colaboración y Educación Familiar, catedrática universitaria y trabaja en el fortalecimiento de los vínculos familiares y, en enriquecer las capacidades educativas de los padres como primeros y principales educadores de sus hijos.

Anna Lucía expresa una firme convicción en el empoderamiento de la mujer como miembro de la Junta Directiva de Voces Vitales Honduras, y desde el 2015 funge como Presidenta de esta organización, que es referente en el desarrollo económico de la mujer,  que identifica e invierte en líderes emergentes ofreciendo las herramientas necesarias para que puedan convertirse en empresarias.

En enero del 2016 Anna Lucía cofundó YABAL cuyo objetivo es la formación integral de niñas, a través de un programa de complementariedad académica. YABAL es un proyecto que aspira a convertirse en instituto de formación técnica para mujeres jóvenes.

En cuanto a la participación de su esposo en política, Anna Lucía abraza este nuevo reto con entusiasmo  y sensatez, siempre con el balance y equilibrio de mantener su atención en su familia. “Participar en un proyecto político de esta envergadura requiere de profunda madurez y de la firme convicción de ambos cónyuges. Estas decisiones que comprometen la vida familiar, no se pueden tomar a solas ni a la ligera, requieren del apoyo de muchos, pero sobre todo del cónyuge. Creo que lo más difícil es conservar la convivencia y no permitir que la política monopolice nuestras vidas. Debemos mantener una claridad meridional y recordar que aunque la política te absorbe, no lo es todo; es un medio para generar cambios y beneficios para muchos pero nunca un fin.

Además, nuestros hijos aún son pequeños y nos necesitan, y aunque procuramos integrarlos en este proyecto para que sea un propósito de todos, es fundamental encontrar ese balance sano que nos ayuda a mantener la sensatez”.

lucci luis5

Un discurso nuevo y esperanzador

El movimiento de Luis Zelaya  “Por Honduras, Por Nosotros” fue lanzado a mediados de octubre, un discurso en el que Luis le habló con voz fuerte y decidida a su país. Supone una nueva propuesta, libre de padrinazgos políticos, desde abajo hacia arriba. Luis se identifica con los hondureños que sueñan con un mejor país, “hondureños que surgen de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo”.  En su dicha comparecencia pública, escenificada en el departamento de Cortés, Luis expresó: “Ya es tiempo de sanar las heridas, de que los hermanos liberales hagamos las paces con los liberales, que nos demos la mano e iniciemos una verdadera y genuina reconciliación por el bien del partido y de Honduras. Honduras necesita de un Partido Liberal sólido, la democracia del país necesita del Partido Liberal”.  Luis afirma que los principios y convicciones de la doctrina del liberalismo social, plasmados en los estatutos del partido, deben ser abrazados por sus seguidores, a la vez que prometió renovarlos y adecuarlos al mundo moderno, a la realidad contemporánea.

“Vamos a establecer un modelo de desarrollo inclusivo con oportunidades para todos, sin privilegios para nadie. Los únicos privilegios serán para la empresa local con incentivos concretos para su mayor competitividad. No más empresas de maletín vendiendo productos y servicios al Estado, quien dicho sea de paso es el mayor comprador de bienes y servicios. Motivaremos el emprendimiento como política pública con incentivos concretos para los pequeños empresarios, jóvenes y mujeres que buscan desde su propio negocio llevar el sustento a sus hogares. En las compras del Estado serán prioridad la industria nacional y los pequeños emprendedores, no más intermediarios”. Aboga por la devolución de las empresas estatales a manos del gobierno, que debe retomar la administración de los servicios públicos, y las instalaciones e infraestructura de transporte.

Sus palabras cobran máxima fuerza al tocar el tema de la educación. “La educación de calidad será para mí una obsesión, la educación bilingüe en el país dejará de ser un lujo y será parte fundamental del currículum en escuelas públicas en un proyecto de largo plazo que iniciará con la revisión del currículo a todo nivel. Transformaremos la educación del país desde sus cimientos en los procesos de enseñanza-aprendizaje, teniendo como eje principal al docente y su formación pedagógica, a los padres de familia y a las comunidades, que son sus principales actores. Impulsaré de manera decisiva la educación técnica vocacional, orientada al trabajo, la tasa de cobertura en educación superior que ha estado prácticamente estancada la última década se verá impactada positivamente como en ningún momento de la historia del país. Creo firmemente que la educación transforma vidas y que es la forma más meritoria y transparente de movilidad social ascendente”.

Otro de los puntos clave es la propuesta de Luis por un gobierno totalmente tecnificado, eficiente y transparente: “Impulsaremos una real y efectiva modernización del Estado, integraremos la tecnología en la mayoría de los procesos de la burocracia gubernamental para darle accesibilidad, flexibilidad, transparencia y control a los mismos. El gobierno digital será una realidad y habrá una Secretaría de Estado exclusivamente para ello, una reingeniería de procesos en la administración pública para que sea eficiente y transparente”, expresa.

En materia de Salud, Luis se inclina por la tecnología como aliada de su gobierno. “Iniciaremos un verdadero proceso de descentralización del sistema de salud pública, empoderando a las comunidades y dotando de tecnología para los procesos de atención y prevención. La telemedicina, no será un lujo, mucho menos un sueño o ciencia ficción, la  haremos realidad para llevar salud a lugares en los que hoy no estamos llegando. Claro que se puede, hay ejemplos que no dejan lugar a dudas de ello”, afirma.

Luis Zelaya Medrano también ofreció soluciones expeditas y decididas en materia de seguridad y combate al crimen “bajo un modelo preventivo, correctivo y predictivo, de la mano de gobiernos amigos que nos acompañen en este esfuerzo que ha enlutado a miles de familias en el país. La seguridad y la paz ciudadana no son negociables”, acierta.

Finalmente Luis demostró una clara voluntad de servicio, despojándose públicamente de nociones triunfalistas para ponerse al servicio de su país: “No estoy aquí para elevar mi ego personal ni ser recordado, sin halagos ni adulaciones, estoy aquí para servir a mi país pues será mi único deber porque lo amo con pasión, porque quiero heredar a nuestros hijos un futuro mejor, porque quiero que las futuras generaciones estén mejor preparadas y lo hagan grande, por eso nuestro Movimiento se llama “Por Honduras, Por Nosotros”.

Suerte, Luis Zelaya Medrano, de corazón esperamos que así sea.

Comparte este artículo:

Luis y Anna Lucía Zelaya: De un proyecto de familia a un proyecto de país Comparte en Facebook Comparte en Twitter Bookmark on Delicious Digg This! Reddit Subscribete a nuestra RSS

Leave a reply

*

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

www.CROMOS.hn Website by